Rio+20: invertir en la naturaleza, dice la UICN

20 June 2012 | Media statement

Los responsables de formular las políticas deben replantearse el crecimiento económico, promover la equidad social y garantizar la protección ambiental, dice la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (CNUDS). Entre los asuntos importantes sobresalen la economía verde y un marco institucional en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

"La naturaleza sigue siendo el eslabón perdido en los debates de Río+20, pero sin ella no es posible lograr el desarrollo sostenible", afirma Julia Marton-Lefèvre, Directora General de IUCN. "La naturaleza puede y debe ofrecer soluciones para los desafíos del desarrollo, tales como el cambio climático y la seguridad alimentaria, hídrica y energética. Es hora de que los gobiernos incluyan la naturaleza en las estrategias de desarrollo".

La UICN apoya el desarrollo socioeconómico que concede un lugar central a la naturaleza y adopta medidas que garantizan justicia. Esto incluye temas de importancia decisiva como lo son los puestos de trabajo decentes, la energía y el desarrollo sostenible como respuesta a las crisis económicas y financieras, la seguridad alimentaria, el agua, los océanos y la preparación para casos de desastre. En opinión de la UICN, la equidad social y la inclusión son principios fundamentales de las estrategias de desarrollo sostenible.

Río+20 es una oportunidad importante para promover las inversiones tendientes a incrementar los bienes naturales de los que dependen las comunidades pobres. Por ejemplo, el valor de los bosques y los beneficios directos que actualmente proporcionan a cerca de 1600 millones de personas pobres de las zonas rurales es estimado por la UICN en USD130 mil millones por año. Esta es prácticamente la misma cantidad de dinero que fluye hacia la asistencia oficial para el desarrollo (AOD).

“La restauración del paisaje ayudará a los países a cumplir con los objetivos internacionales para desacelerar, detener y revertir la pérdida de bosques y carbono y restaurar los ecosistemas degradados. Centrándose en las tierras agrícolas y forestales generará ingresos por miles de millones de dólares cada año para las economías nacionales y locales y proporcionará seguridad alimentaria para millones de personas que dependen de los bosques”, señala Stewart Maginnis, Director Global, Grupo de Soluciones Basadas en la Naturaleza. “Ello debe incluir un esfuerzo concertado para invertir en el Desafío de Bonn para restaurar 150 millones de hectáreas de bosque que se han perdido y tierras degradadas para el año 2020”.

La UICN insta a los gobiernos a hacer más en términos de coherencia institucional y de políticas. El conocimiento sobre la interacción entre la naturaleza y el cambio climático generará políticas y compromisos más sólidos.

"Río+20 es el lugar para dar un nuevo impulso a la cooperación internacional", afirma Constanza Martínez, Oficial Principal de Políticas, Unidad de Política Mundial. "Los Estados, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado saben muy bien lo que hay que hacer –debe haber un compromiso para trabajar juntos en procura del mismo objetivo: proteger la naturaleza para que ella nos pueda proteger a nosotros. Debemos avanzar hacia un planeta más resiliente".

For more information or to set up interviews, please contact:
Brian Thomson, IUCN Media Relations, m +41 79 721 8326, e brian.thomson@iucn.org;
Jérôme Duberry, IUCN Media Relations, t +41 22 999 0127, e jerome.duberry@iucn.org;
Maggie Roth, IUCN Media Relations, m +1 202 262 5313, e maggie.roth@iucn.org


Mediterranean landscape