La Lista Roja de la UICN revela la crisis de los mamíferos del mundo

06 October 2008 | International news release

Barcelona, España, 6 de octubre de 2008 (UICN) – La evaluación más completa de los mamíferos del planeta confirma la existencia de una crisis de extinción; uno de cada cuatro corre el riesgo de desaparición total, según la Lista Roja de Especies Amenazadas MR de la UICN, presentada durante el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN en Barcelona, España.

El nuevo estudio, que evalúa la situación de los mamíferos del planeta, muestra que por lo menos 1.141 de las 5.487especies de mamíferos de la Tierra están amenazadas de extinción. 76 especies por lo menos se han extinguido desde 1500. No obstante, los resultados muestran también que determinadas especies que se encuentran al borde de la extinción pueden recuperarse; el 5% de los mamíferos actualmente amenazados muestran señales de recuperación en estado silvestre.

“Durante nuestras vidas, centenares de especies pueden desaparecer a causa de nuestras propias acciones, lo que es una señal alarmante de lo que sucede a los ecosistemas donde viven”, señala Julia Marton-Lefèvre, Directora General de la UICN. “Debemos fijar objetivos claros para el futuro con miras a revertir esta tendencia, para no dejar como legado duradero la desaparición de muchos de nuestros parientes más próximos”.

La situación real podría ser mucho peor, dado que 836 mamíferos se encuentran en la categoría “datos insuficientes”. Con más informaciones, podría comprobarse que hay más especies en peligro de extinción.

“En realidad, el porcentaje de mamíferos en peligro podría ascender al 36%,” dice Jan Schipper, de Conservation International, autor principal de un artículo que se publicará en Science. “Ello indica que la prioridad para el futuro consiste en implementar acciones de conservación apoyadas en bases científicas, no sólo para mejorar los datos y poder evaluar el riesgo que corren especies menos conocidas hasta el presente, sino también para explorar medios para la recuperación de especies y poblaciones amenazadas.”

Las conclusiones demuestran que 188 mamìferos se encuentran en la categoría de amenaza máxima “en peligro crítico de extinción”. Entre ellos figura el lince ibérico (Lynx pardinus), cuya población cuenta entre 84 y 143 adultos y sigue disminuyendo a raíz del declive de su principal presa, el conejo europeo.

El ciervo del padre David (Elaphurus davidianus), nativo de China, se encuentra incluido como “extinto en estado silvestre”. Sin embargo, en años reciente las poblaciones en cautiverio y semi cautiverio han aumentado y es posible que las poblaciones silvestres se restablezcan pronto. En cambio, puede resultar demasiado tarde para salvar a las otras 29 especies clasificadas como “en peligro crítico (posiblemente extintas)”, entre ellas la jutiíta (Mesocapromys sanfelipensis) de Cuba, que no ha sido observada desde hace casi 40 años.

Cerca de 450 mamíferos se encuentran “en peligro”, incluyendo el demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii), que pasó de “preocupación menor” a “en peligro” después de una disminución de más del 60% de su población en los últimos 10 años a causa de un tipo de cáncer facial transmisible y mortal.

El gato pescador (Prionailurus viverrinus) de Asia sudoriental pasó de “vulnerable” a “en peligro” a raíz de la pérdida de hábitats de humedales. La foca del mar Caspio (Pusa caspica), anteriormente “vulnerable”, también pasó a la categoría “en peligro”. Su población declinó en un 90% en el último siglo debido a la caza insostenible y al deterioro de sus hábitats, y sigue aún disminuyendo.

La pérdida y degradación de los hábitats afecta al 40% de los mamíferos del planeta. Reviste un carácter más grave en América Central y del Sur, África Occidental, Oriental y Central, Madagascar, y en el sur y el sudeste de Asia. La caza y explotación insostenible afecta a los grandes mamíferos, especialmente en el sudeste asiático, pero también en ciertas regiones de África y Sudamérica.

El sengi de cara gris o musaraña elefante (Rhynchocyon udzungwensis) se ha observado solamente en dos bosques de los montes Udzungwa de Tanzania, ambos plenamente protegidos pero vulnerables a los incendios. La especie, descrita este año por primera vez, fue clasificada como vulnerable.
Pero también hay buenas noticias. La evaluación de los mamíferos del mundo muestra que las especies pueden recuperarse gracias a acciones concertadas de conservación. El hurón patinegro (Mustela nigripes) pasó de “extinto en estado silvestre” a “en peligro”, después de ser reintroducido con éxito por el Fish and Wildlife Service de Estados Unidos en ocho estados del Oeste de EE UU y en México entre 1991 y 2008. Del mismo modo, el tarpán o caballo salvaje (Equus ferus) pasó de extinto en estado silvestre en 1996 a “en peligro crítico de extinción” este año tras las reintroducciones que se efectuaron con éxito en Mongolia desde principios de los años 1990.

El elefante africano (Loxodonta africana) pasó de vulnerable a casi amenazado, aunque su situación varía considerablemente dentro de su área de distribución. Ello refleja el crecimiento reciente de importantes poblaciones de África del Sur y Oriental, que sigue en curso. Dicho aumento es suficiente para compensar los eventuales decrecimientos que puedan registrarse en otras áreas.

“Cuanto más esperemos, más costará prevenir extinciones futuras,” dice la Dra Jane Smart, Directora del Programa de Especies de la UICN. “Ahora sabemos qué especies están amenazadas, cuáles son las amenazas y dónde se plantean; no tenemos más excusas para quedarnos mirando sin hacer nada.”

El proyecto de evaluación de los mamíferos se llevó a cabo con la asistencia de más de 1.800 científicos de más de 130 países. Se pudo realizar gracias a la participación voluntaria de los grupos de especialistas de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN y la colaboración entre instituciones y universidades del más alto nivel, entre las que figuran Conservation International, la Sapienza Università di Roma, la Universidad del Estado de Arizona, la Universidad de Texas A&M, la Universidad de Virginia y la Sociedad Zoológica de Londres.

No sólo mamíferos

La última edición de la Lista Roja de la UICN incluye 44.838 especies, de las cuales 16.928 están amenazadas de extinción (es decir, el 38% del total evaluado). 3.246 de ellas se encuentran en la categoría de amenaza máxima “en peligro crítico de extinción”, 4.770 están “en peligro” y 8.912 son “vulnerables” a la extinción.

Por primera vez, aparecen nuevos grupos de especies en la Lista Roja de la UICN, acrecentando la diversidad y riqueza de los datos. Las tarántulas de la India, muy preciadas por los coleccionistas y amenazadas por el comercio internacional de mascotas, hacen su primera aparición en la Lista Roja de la UICN. Las afecta la pérdida de sus hábitats a causa de nuevas urbanizaciones y carreteras. La Poecilotheria hanumavilasumica de Rameshwaran, por ejemplo, está clasificada como “en peligro crítico de extinción” a raíz de la destrucción casi total de su hábitat natural.

Por primera vez han sido evaluadas las 161 especies de meros, de las que 20 se hallan amenazadas de extinción. El mero troncón (Plectropomus areolatus) de los arrecifes coralinos de la región indo-pacífica entra ahora en la categoría vulnerable. La carne de este pez es muy apreciada y es objeto de sobrepesca en las zonas de desove, una importante amenaza para muchas especies de meros.

Los anfibios enfrentan una crisis de extinción, con 366 especies añadidas a la Lista Roja de la UICN este año. Actualmente 1.983 especies (32,4%) están amenazadas o extintas. En Costa Rica, el sapo de Holdridge (Incilius holdridgei), una especie endémica, pasó de “en peligro crítico de extinción” a “extinto”, no habiendo sido observado desde 1986 pese a investigaciones extensivas.

Entre los nuevos reptiles evaluados este año figura el lagarto gigante de La Palma (Gallotia auaritae). Encontrado en la isla de La Palma, en las Canarias, y considerado extinto desde hace cinco siglos, fue redescubierto el año pasado y clasificado como “en peligro crítico de extinción”. El cocodrilo cubano (Crocodylus rhombifer), anteriormente “en peligro”, está también ahora en peligro crítico de extinción, debido al declive de la población derivado de la caza ilícita para la carne y las pieles, que se usan para la confección de prendas de vestir.

El índice Dow Jones de la biodiversidad

El índice de muestreo de la Lista Roja (SRLI) es una nueva iniciativa de la Lista Roja de la UICN, desarrollada en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres. Será una verdadera revolución en nuestro modo de enfocar el estado de conservación de las especies del planeta.

El SRLI se basa en una muestra aleatoria de especies de un grupo taxonómico para calcular las tendencias de dicho grupo en materia de riesgo de extinción, de manera semejante a una encuesta electoral a pie de urna, que puede utilizarse para calcular las tendencias en la votación. Se puede así seguir el destino de la especie, del mismo modo que el índice Dow Jones sigue la evolución de los mercados financieros.

Pese a que el número de especies cubiertas por la Lista Roja de la UICN aumenta cada año, por lo general las evaluaciones se limitan a los grupos de especies más conocidos, como las aves y los mamíferos. Por consiguiente, hasta una época reciente, se conocía sólo la situación de menos del cuatro por ciento de la biodiversidad descrita del planeta.

Visto que ya no se considera apropiado basar decisiones de conservación en un subconjunto tan limitado de especies, puede utilizarse el SRLI, más representativo de la biodiversidad mundial, para suministrar un panorama más amplio.

“Estamos emergiendo de las tinieblas respecto a los conocimientos de conservación; hasta ahora nos basábamos en datos de un subconjunto muy limitado de especies,” explica el Dr Jonathan Baillie, Director de los programas de conservación de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL). “En el futuro ampliaremos el ámbito de nuestro conocimiento de las especies incluyendo una gama de grupos más extensa, lo que permitirá informar y asistir a los decisores de una manera mucho más objetiva y representativa.”

Ideado para ampliar los tipos de especies cubiertos por la Lista Roja de la UICN, el SRLI utiliza una muestra de 1500 especies de diversos grupos como mínimo para determinar las tendencias del riesgo de extinción. Todos los anfibios, aves y mamíferos del mundo han sido ya evaluados para la Lista Roja de la UICN. Los primeros resultados del SRLI, que se publican este año, incluyen datos sobre especies de reptiles, lo que da indicaciones más claras acerca de la situación de los vertebrados terrestres, así como de otros grupos menos conocidos, como los cangrejos de agua dulce.

Una de las especies de cangrejos de agua dulce ahora evaluados, Afrithelphusa monodosa, un cangrejo de los pantanos de África Occidental, era casi desconocido para la ciencia hasta una época reciente. El primer ejemplar vivo se encontró en 2005; ha sido clasificado como “en peligro de extinción” debido a las perturbaciones del hábitat y la deforestación causada por la agricultura en todos los sectores de los bosques de la Alta Guinea.

En el futuro, el SRLI efectuará muestreos de otros grupos menos conocidos: coleópteros, moluscos, hongos, líquenes y especies vegetales como musgos y hepáticas y plantas con flores. En los próximos años, este nuevo método, que puede considerarse como el índice Dow Jones de la biodiversidad, nos brindará una visión más precisa del estado de todas las especies del planeta, no sólo las peludas y emplumadas.

“A lo largo de los años, el rigor del método de la Lista Roja de la UICN la ha convertido en la norma mundial para controlar el estado y las tendencias de conservación de las especies y las amenazas que las hacen peligrar en el mundo entero,” dice la Dra Holly Dublin, Presidenta de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN (CSE). “La CSE es la Comisión más grande y más antigua de la UICN; sus miembros se enorgullecen de haber aportado sus conocimientos y experiencia para poner a disposición del mundo esta extraordinaria herramienta de conservación."

Para ayudar a la UICN a luchar contra la crisis de extinción, haga una donación ahora. http://cms.iucn.org/about/work/programmes/species/red_list/donate/index.cfm

Citas de organizaciones asociadas

“No hay ninguna herramienta tan valiosa para la conservación como la Lista Roja, que brinda a los científicos y a los decisores un conjunto importante de datos, de acceso libre también al público, para incrementar la eficacia de nuestras acciones de conservación.”dice el Dr. Russell Mittermeier, presidente del Grupo de Especialistas en Primates de la UICN y presidente de Conservation International.

“Es indispensable disponer de datos confiables para una planificación de la conservación encaminada a suscitar acciones a favor de las especies y áreas más amenazadas,” dice el profesor Luigi Boitani, de la Sapienza Università di Roma. “Por primera vez, datos sólidos, aportados y validados por los mejores expertos del mundo, muestran las tendencias y la intensidad de las amenazas a las especies de mamíferos. Esta tendencia es particularmente grave en Asia sudoriental, a raíz del desarrollo de las actividades humanas, siendo la deforestación el principal problema.”

“Esta evaluación es una base que sirve para medir los efectos de todas las acciones de conservación futuras,” señala el Dr Andrew Smith, Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad del Estado de Arizona. “Recoge datos sobre los mamíferos del mundo en una base de datos única, estructurada para poner de relieve los aspectos de conservación, y diseñada de forma evolutiva para incorporar los datos y tendencias futuras acerca de los mamíferos. Este esfuerzo debería suscitar más atención hacia los temas de conservación de los mamíferos y los hábitats que ocupan, en beneficio de toda la biodiversidad.”

“Estos datos sobre los mamíferos son datos óptimos establecidos en colaboración entre los investigadores científicos y los conservacionistas, ya que incorporan los datos científicos más sólidos acerca de la situación de los mamíferos del mundo, poniéndolos directamente en manos de las personas que se ocuparán de conservación a nivel de campo.” Dr. Thomas Lacher, Departamento de ciencias de vida silvestre y pesca, Universidad de Texas A&M.

“Este estudio completo de las áreas y situaciones a menudo precarias de las especies de mamíferos del planeta pone de manifiesto nuestra necesidad de conocer mejor los cambios regionales, que son el principal peligro que enfrentan muchas de estas extraordinarias criaturas.” Dr. Thomas C. Skalak, Vicepresidente y Director de Investigación, Universidad de Virginia.

Fin

Para información acerca de otras especies de la Lista Roja UICN de este año: www.iucn.org/redlist y www.iucnredlist.org

Para más informaciones o para concertar entrevistas :

Para fotos de alta resolución y estudios de casos sobre las especies: www.iucn.org/redlist
Para un vídeo de 2 minutos preparado por Arkive (www.arkive.org): www.iucn.org/redlist

  • La Lista Roja UICN de Especies Amenazadas clasifica a las especies en función de su riesgo de extinción. Es una base de datos en línea que permite la búsqueda e indica el estado global de 45.000 especies, incluyendo las informaciones en que se basan las conclusiones. Tiene por objetivo principal identificar y documentar las especies que más requieren medidas de conservación y establecer un índice del estado de la biodiversidad.
  • Las categorías de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, por orden descendente de amenaza, son las siguientes:
    • Extinto o Extinto en estado silvestre;
    • En peligro crítico de extinción, En peligro y Vulnerable: especies amenazadas de extinción global;
    • Casi amenazadas: especies cercanas al umbral de amenazadas o que estarían en la categoría de amenazadas sin las medidas específicas de conservación en curso;
    • Preocupación menor: especies evaluadas con un riesgo de extinción bajo;
    • Datos insuficientes: especies que no se han evaluado a causa de la escasez de datos.
  • En peligro crítico (Posiblemente extinta): no es una nueva categoría de la Lista Roja; se utiliza la denominación para designar a las especies “en peligro crítico” que con mayor probabilidad ya se han extinguido, pero para las que se requiere confirmación (por ejemplo, mediante estudios más extensivos que no permitan encontrar ningún ejemplar).
  •  Los grandes análisis de la Lista Roja de la UICN se preparan cada cuatro años. Los anteriores se efectuaron en 1996, 2000 y 2004. La edición 2008 de la Lista Roja UICN de Especies Amenazadas está disponible en: www.iucn.org/redlist

Acerca de la UICN

La UICN, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, contribuye a encontrar soluciones pragmáticas para los urgentes desafíos de desarrollo y ambientales a los que se enfrenta el planeta, apoyando la investigación científica, gestionando proyectos de campo en todo el mundo, y reuniendo a los gobiernos, las ONG, las NU, las convenciones internacionales y las empresas para que trabajen juntas en el desarrollo de políticas, leyes y buenas prácticas.

La más grande y antigua red ambiental del mundo, UICN, es una unión democrática de miembros que cuenta con más de 1,000 organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y casi 11.000 científicos y expertos en más de 160 países. El trabajo de la UICN cuenta con el apoyo de un personal de más de 1.000 profesionales en 60 oficinas, y cientos de asociados en los sectores público, no gubernamental y privado alrededor del mundo. Su sede se encuentra ubicada en Gland, cerca de Ginebra, en Suiza.

www.iucn.org

Acerca de la Comisión de Supervivencia de Especies y del Programa de Especies de la UICN

La Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) es la mayor de las seis comisiones voluntarias de la UICN, con una composición de 7.000 expertos de todas las regiones del mundo. La CSE asesora a la UICN y a sus miembros acerca de una amplia gama de aspectos científicos y técnicos de la conservación de las especies y se dedica a garantizar el futuro de la biodiversidad. La CSE ha aportado una importante contribución a los tratados internacionales relativos a la conservación de la biodiversidad.
www.iucn.org/ssc

El Programa de Especies de la UICN apoya las actividades de la Comisión de Supervivencia de Especies y de los diversos Grupos de Especialistas, e implementa iniciativas mundiales de conservación de las especies. Forma parte integrante de la Secretaría de la UICN y es administrado a partir de la sede internacional de la UICN en Gland, Suiza. El Programa consta de varias unidades técnicas dedicadas respectivamente al comercio y utilización de las especies, la Lista Roja, la evaluación de la biodiversidad de agua dulce (todas ellas situadas en Cambridge, Reino Unido) y la evaluación mundial de la biodiversidad (situada en Washington DC, Estados Unidos). www.iucn.org/ssc

Acerca de Conservation International (CI)

Conservation International (CI) aplica las innovaciones del ámbito científico, político, económico y de participación de las comunidades con el fin de proteger las regiones de máxima diversidad animal y vegetal del planeta, en los lugares biológicamente más ricos y amenazados, en áreas naturales de alto grado de biodiversidad y en los principales ecosistemas marinos. Basada en el área metropolitana de Washington DC (Estados Unidos), CI trabaja en más de 40 países de cuatro continentes. Para más información acerca de CI: www.conservation.org


Acerca de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL)

Fundada en 1826, la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) es una institución científica, educativa y de conservación sin fines de lucro: nuestra función principal es la conservación de los animales y de sus hábitats. ZSL administra el Zoológico de Londres y el Parque de fauna silvestre de Whipsnade, lleva a cabo investigaciones científicas en el Instituto de Zoología y está activamente involucrada en actividades de conservación en más de 30 países del mundo entero. www.zsl.org


Mediterranean landscape