¿Al fin un cambio radical para las mujeres y el cambio climático?

30 November 2009 | News story

Todos los que han trabajado incansablemente para asegurar que se de la adecuada consideración al papel de la mujer en los esfuerzos por hacer frente al cambio climático seguirán con el corazón en un puño el desarrollo de los acontecimientos en Copenhague. Cualquier acuerdo que emerja de la conferencia puede ser el primero en reconocer los aspectos de género en el cambio climático y, al hacerlo, estará camino de salvar las vidas de millones de mujeres y niños.

Las mujeres, que constituyen la mayoría de los pobres del mundo, están entre los más vulnerables al cambio climático. También son de vital importancia para encontrar soluciones a los problemas que éste generará. En todo el mundo, las mujeres han desarrollado una variedad de estrategias para enfrentar los impactos del cambio climático y suelen tener una perspectiva más altruista sobre los temas que afectan a sus comunidades.

Durante muchos años, la UICN ha trabajado para lograr un cambio de pensamiento global que asegure la participación y liderazgo de las mujeres en las decisiones relacionadas con la mitigación y adaptación al cambio climático. En asociación con la Alianza Global de Género y Clima (una alianza de más de 35 agencias de las Naciones Unidas y ONGs), y mediante extensas consultas, la UICN trabaja para asegurar que la formulación de políticas en el marco de la CMNUCC incorpore la participación de las mujeres en áreas como el uso energético, la deforestación, el crecimiento poblacional y económico, y la ciencia y tecnología.

Por primera vez, los actuales textos de negociación contienen términos referentes a la igualdad de género y las mujeres, y parece que esta tendencia toma fuerza. “Ha tardado mucho en llegar, pero parece que finalmente se escucha la voz de las mujeres en el debate internacional sobre el cambio climático. En las negociaciones en Copenhague, esperamos que esté presente el liderazgo de los principales bloques negociadores para asegurar que los términos del acuerdo reconozcan a las mujeres como agentes críticos de cambio en el esfuerzo por reducir las emisiones globales de carbono,” manifiesta Lorena Aguilar, Asesora Principal de Género de la UICN. “No basta sólo con reconocer que las mujeres están desproporcionalmente afectadas por los impactos del cambio climático, como las sequías, inundaciones y tormentas más intensas.”

“Incluir el género en el texto de negociación elaborado antes de las negociaciones sobre cambio climático en Copenhague no es sólo un asunto de justicia social y derechos humanos. Es fundamental para asegurar el desarrollo humano equitativo y sostenible utilizando los medios más eficaces y eficientes,” añade Aguilar.

En sociedad con el Gobierno de Finlandia, la UICN ha realizado una serie de talleres de capacitación para delegados en Asia, África, América Latina, los Estados Árabes y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo para destacar la importancia de lograr que las políticas sobre el clima sean sensibles al género. Con el Gobierno de Filipinas y la Liga Árabe, la UICN organizó una reunión informativa para los negociadores de los países asiáticos y árabes poco antes de las Conversaciones de la CMNUCC en Bangkok en septiembre.

El 17 de diciembre, durante la conferencia en Copenhague, la UICN realizará un evento denominado Inversión en el Liderazgo de las Mujeres para Soluciones Climáticas. El evento, que contará con la participación de varias mujeres prominentes, se centrará en la importancia de la igualdad de género como un factor fundamental en la mitigación y adaptación y en la mejora de la eficacia y el alcance del financiamiento para combatir el cambio climático. Durante la primera semana de la conferencia, Theater for Africa (Teatro para África) presentará una serie de obras sobre el género y el cambio climático.

Para mayor información, escriba a:
Lorena Aguilar, Asesora Principal de Género de la UICN
e. Lorena.aguilar@iucn.org