IUCN - Evaluación de la Biodiversidad del Mediterráneo - Fase II

Evaluación de la Biodiversidad del Mediterráneo - Fase II

02 February 2012 | Project description

Respuesta a las lagunas de conocimientos en la región mediterránea

Contexto
La pérdida de biodiversidad, de la que depende gran parte de la vida humana, es una de las crisis más apremiantes del mundo. Las causas de la pérdida de biodiversidad son complejas y requieren de soluciones que involcren diversos grupos, desde gobiernos a la sociedad civil. Sin embargo, sin información fiable y oportuna sobre la situación y tendencias de la biodiversidad, la esperanza de poner freno a esta crisis de extinción es remota. Una acción eficaz dependerá tanto de un monitoreo rápido y constante de la situación de las especies silvestres vegetales y animales como de la medición de los impactos de las actividades humanas. La región mediterránea es reconocida como un punto caliente de la Biodiversidad Global, tanto en el medio terrestre como en el marino, y está sometida a rápidos cambios de carácter antropogénico. En concreto, y según los primeros resultados de la Evaluación de la Biodiversidad del Mediterráneo, se ha evidenciado que existen importantes diferencias regionales en relación con la falta de conocimiento sobre el estado de las especies vegetales y de invertebrados, lo que representa una parte importante de la biodiversidad mediterránea. Asimismo, esta evaluación ha revelado que los ríos y los humedales son algunos de los ecosistemas más amenazados en la región mediterránea.

Acción: ¿qué se debe hacer?
Para evaluar adecuadamente el estado de las especies y por lo tanto la biodiversidad a largo plazo, las bases de referencia fiables para grupos selectos de especies son esenciales. Estas bases de referencia pueden determinarse sólo mediante la recolección intensiva de datos, monitoreo y análisis, en las que los cambios en el estado y las tendencias pueden ser medidos. La ausencia de estos indicadores medibles o índices hasta la fecha se traduce en una falta de datos esenciales, tales como el estado general de la biodiversidad en el Mediterráneo; la gravedad relativa de los diferentes tipos de amenazas; el grado en que las medidas específicas de conservación se encuentran en el lugar para proteger las especies amenazadas; los cambios en las tasas mundiales de extinción de especies; y hasta que punto se dispone de información suficiente sobre las especies para determinar su estado de conservación.

El propósito de la iniciativa de la Lista Roja es facilitar información fiable sobre el estado de la biodiversidad disponible con el fin de apoyar la labor de los organismos de conservación, los organismos de ayuda al desarrollo, científicos, gestores de uso del suelo, responsables políticos y otros. Los datos de la Lista Roja se utiliza principalmente como un indicador de las tendencias de la biodiversidad a nivel de especies, pero también puede ser extrapolado para su uso como indicador de las tendencias a nivel de hábitat / ecosistema.

Papel de la UICN
La UICN, a través de su Comisión de Supervivencia de Especies (CSE), produce la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. La CSE es una red global de 8000 especialistas y la Lista Roja es el resultado de la cooperación y la colaboración con científicos y organizaciones conservacionistas nacionales e internacionales. La Lista Roja de la UICN se basa en la aplicación de un conjunto de criterios científicos y cuantitativos sobre las especies individuales, y es ampliamente reconocida tanto por gobiernos como por organizaciones no gubernamentales como la lista mundial de mayor autoridad en cuanto a especies en peligro de extinción. A petición de los miembros, la UICN también ha desarrollado directrices para aplicar las categorías de la Lista Roja y los criterios a escala regional, proporcionando una herramienta que puede utilizarse a nivel mediterráneo.

Principales actividades contempladas para la Lista Roja:

a) Contactar con especialistas

La UICN cuenta con grupos especializados activos y grupos de acción para algunos de los grupos taxonómicos a evaluar, y en otros casos el coordinador tendrá que contactar con expertos en la materia para proporcionar la aportación requerida. Esta tarea inicial no sólo fortalecerá la red de expertos de la UICN en el Mediterráneo, sino que también fortalecerá el asesoramiento de expertos disponibles en el futuro y actuará para generar capacidades y contactos entre las redes de expertos.

b) Recopilación preliminar de las evaluaciones

Los asesores expertos (dentro y fuera de la UICN) harán la primera recopilación de datos para cada especie basándose en las publicaciones científicas y los conocimientos de expertos. Una evaluación de la situación inicial se realiza en función de las Categorías y Criterios de la Lista Roja de la UICN de 2001 así como las Directrices para la Aplicación de Criterios de la Lista Roja de la UICN a Nivel Regional de 2003. Esta información servirá de base para los talleres de evaluación.

c) Talleres de expertos

Para cada uno de los grupos de especies de invertebrados que deben evaluarse (mariposas, escarabajos y las especies de antozoos) la UICN organizará un taller en un país mediterráneo. Los grupos más grandes, como las especies de plantas requerirán múltiples talleres (3 talleres).

d) Recopilación final de las evaluaciones

Una vez que el taller ha tenido lugar, el coordinador del proyecto revisará los datos que resulten de éste y así ajustar las evaluaciones y la información siempre que sea necesario y justificado. También se verificará la consistencia de las evaluaciones con el fin de asegurar un uso coherente de las categorías y criterios. La información será enviada una última vez a los expertos que participaron en el taller para sus observaciones y revisión.

e) Finalización del conjunto de datos

Una vez que la evaluación final se ha completado el coordinador finalizará el conjunto de datos e información asociada, y lo presentará a la Unidad de la Lista Roja de la UICN para su aprobación. A continuación, se publicará en la página web correspondiente a la Lista Roja de la UICN. Un análisis más detallado del material de datos y comunicación será creado y difundido en esta etapa.

Principales actividades contempladas para la identificación de Áreas Clave de Agua Dulce (ACAD) incluyen:
La metodología se basa en la biodiversidad, por consiguiente, las recomendaciones formuladas requerirán una mayor integración con otras consideraciones, tales como las revisiones económicas y sociales por parte de los administradores de agua dulce y los tomadores de decisiones. Por lo tanto, el proceso de identificación de las ACAD implica dos etapas: una primera etapa de recolección de datos, la aplicación de los umbrales y la identificación de ACAD potenciales de agua dulce, y una segunda etapa para filtrar la lista de ACAD potenciales basados en los demás factores (sociales, etc.).

Resultados
• Los resultados del proyecto específicos son:
• Estado de Conservación de las 1.500 especies prioritarias de plantas evaluadas
• El estado de conservación de 400 mariposas mediterráneas evaluadas
• Estado de conservación de 400-500 escarabajos saproxílicos mediterráneos evaluados
• Estado de conservación de 70 a 80 escarabajos peloteros mediterráneos evaluados
• Estado de conservación de ca. 200 especies de antozoos mediterráneos evaluados
• Áreas Clave de Agua Dulce (ACAD) en la región mediterránea identificadas
• Las prioridades definidas y los sitios de proyectos piloto basados en las ACAD identificados para la región del Mediterráneo
• Poner a disposición la información a los responsables públicos e interesados

Miembros del proyecto / donantes
El proyecto será coordinado por el Centro de Cooperación del Mediterráneo UICN (Málaga, España) y la Oficina Regional de la UICN para Pan-Europa, trabajando en estrecha colaboración con el Programa Mundial de Especies de la UICN (unidades del Programa en Gland, Suiza y Cambridge, Reino Unido), así como la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN.


El apoyo financiero es proporcionado por la Fundación MAVA, el gobierno regional de la Junta de Andalucía, Organismo Autónomo de Parques Nacionales, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

 

Duración
Desde abril 2011 hasta abril 2015 (4 años)

Más información: Catherine Numa


UICN-Med recibe apoyo financiero de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).