Cooperación en la Cuenca Binacional del río Sixaola como ejemplo práctico para estudiantes de la Universidad para la Paz (UPEACE)

02 December 2013 | News story

Los esfuerzos de la UICN y actores locales alrededor de la gobernanza del agua en la cuenca binacional del río Sixaola fueron expuestos a un grupo de estudiantes del curso de Seguridad Hídrica y Paz. 

31 de Octubre, 2013. La dinámica en una cuenca es un ejemplo práctico de la relación entre gobernanza del agua, seguridad hídrica y paz. Sin embargo, es un reto aplicar lo aprendido en los libros de texto a las diferentes realidades y visiones dentro de las cuencas, especialmente las de carácter transfronterizo.

Es por esta razón, que en el marco de un curso sobre Seguridad Hídrica y Paz, de la Universidad para la Paz, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (U ICN) organizó una visita de campo en la que los estudiantes pudiesen conocer y aprender de primera mano sobre las personas, comunidades y actividades involucradas en los procesos de gobernanza del agua.

La gira se realizó a la cuenca binacional del río Sixaola, compartida por Costa Rica y Panamá, la cual abarca alrededor de 2,890 km2 y alberga una gran diversidad de flora, fauna y cultura, que provee de medios de vida a sus habitantes. Los estudiantes, después de un viaje en bote de alrededor de una hora, arribaron a Yorkín en Talamanca (Costa Rica), pueblo originario de etnia Bribri. Esta es una comunidad muy particular no sólo por su estrecha relación con la naturaleza, sino también porque es un pueblo con una discontinuidad administrativa (la frontera) pero no sociocultural.

Las anfitrionas fueron las integrantes de Stibrawpa, grupo de mujeres artesanas y líderes de la comunidad, quienes el primer día se encargaron de hablar sobre el origen de su organización, sus tradiciones, su relación con los recursos naturales y el agua, así como su cosmovisión. Y el segundo día a través de una visita guiada compartieron sus experiencias sobre jornadas de reforestación, viveros forestales y jardines clonales de cacao que se han desarrollado en conjunto con la UICN.

Esta interdependencia entre los habitantes y los recursos naturales está presente a lo largo de la cuenca, es por esta razón que múltiples actores han generado espacios de coordinación para un manejo sustentable de la misma. Un ejemplo es la Comisión Binacional de la Cuenca del Río Sixaola, cuya membresía cuenta con más de 28 organizaciones, dentro de las cuales cabe destacar la presencia de representantes de la sociedad civil y gobiernos indígenas.

Los estudiantes también almorzaron y dialogaron con los abanderados de la cuenca del río Sixaola, que son líderes locales comprometidos con la gobernanza del agua y que han estado estrechamente involucrados con la reestructuración de la Comisión Binacional de la Cuenca del Río Sixaola. Es así como les explicaron la importancia de esta entidad como instancia de coordinación, y de que los gobiernos indígenas y la sociedad civil (a través de grupos de productores, empresariales y asociaciones de desarrollo) estén representados con voz y voto.

Finalmente se realizó una visita a la cuenca baja, cuyo paisaje es dominado por plantaciones de plátano y banano, y es un área sumamente vulnerable a las inundaciones. Allí les recibió don Carlos, un pequeño productor que está implementando actividades de diversificación y reforestación en su finca, con el fin de adaptarse mejor a la variabilidad climática cada vez más latente en la zona.

Con esta visita de campo se mostró a los estudiantes una pincelada de la realidad socio-cultural y económica de los habitantes de la cuenca binacional del río Sixaola. Así como la complejidad de la gobernanza del agua desde el nivel local, nacional y transfronterizo que demanda una visión de cuenca, y la importancia de que haya una amplia y efectiva participación de la sociedad civil en los procesos de toma de decisiones.

Para mayor información escribir a nazareth.porras@iucn.org

*La UICN ejecuta actualmente en la cuenca dos proyectos: Construyendo Diálogos y Buena Gobernanza del Agua en los Ríos (apoyada por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación –SDC) y Gestión del Agua para la Adaptación (apoyado por el Gobierno alemán a través de ICI-BMU) como parte de un eje estratégico que fomenta la cooperación transfronteriza y la gestión integral de los recursos hídricos.