Acerca de la UICN

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es una Unión de Miembros compuesta por Estados soberanos, agencias gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil. La UICN pone a disposición de las entidades públicas, privadas y no gubernamentales, los conocimientos y las herramientas que posibilitan, de manera integral, el progreso humano, el desarrollo económico y la conservación de la naturaleza.

Creada en 1948, la UICN se ha convertido en la red ambiental más grande y diversa del mundo. La UICN cuenta con la experiencia, los recursos y el alcance de sus más de 1300 organizaciones Miembro y los aportes de más de 16 000 expertos. La UICN es la autoridad mundial en cuanto al estado de la naturaleza y los recursos naturales, así como las medidas necesarias para protegerlos. Nuestros expertos están organizados en seis comisiones dedicadas a la supervivencia de las especies, el derecho ambiental, las áreas protegidas, las políticas ambientales, sociales y económicas, la gestión de los ecosistemas, y la educación y la comunicación.

La capacidad de reunir a diversos actores y de aportar conocimientos científicos de vanguardia, recomendaciones objetivas y experiencias de campo, alimentan la misión de la UICN de informar y fortalecer los esfuerzos de conservación a nivel mundial. Proporcionamos un foro neutral en el que gobiernos, ONGs, científicos, empresas, comunidades locales, grupos indígenas, organizaciones religiosas y otros pueden trabajar juntos para crear e implementar soluciones a los retos y problemáticas ambientales.

Al facilitar estas soluciones, la UICN aporta a gobiernos e instituciones, de todos los niveles, el impulso necesario para lograr objetivos universales, en las áreas de la biodiversidad, el cambio climático y el desarrollo sostenible, en cuya definición la UICN ha tenido un papel decisivo.

Nuestros conocimientos, aunados a nuestra diversa membresía, hacen de la UICN una incubadora y un repositorio confiable de las mejores prácticas y herramientas de conservación, así como de las directrices y estándares internacionales. Al ser la única organización ambiental con estatus oficial de Observadora en las Naciones Unidas, la UICN vela por que la conservación de la naturaleza cuente con una voz al más alto nivel de la gobernanza internacional.

La experiencia y la extensa red de la UICN proporcionan una base sólida para un amplio y diverso portafolio de proyectos de conservación alrededor del mundo. Estos proyectos, que combinan los últimos avances científicos con los conocimientos tradicionales de las comunidades locales, procuran detener y revertir la pérdida de hábitats, restaurar los ecosistemas y mejorar el bienestar humano. Asimismo, generan un cúmulo de datos e información que alimentan la capacidad analítica de la UICN.

A través de su afiliación a la UICN, las organizaciones Miembro participan en un proceso democrático en el que diversas propuestas son debatidas y votadas. Los acuerdos adoptados, llamados Resoluciones, han influido significativamente en la agenda mundial de la conservación. Los Miembros se reúnen cada cuatro años en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN para establecer prioridades y acordar el programa de trabajo de la Unión. Los Congresos de la UICN han generado varios acuerdos ambientales internacionales claves, incluyendo el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la Convención del Patrimonio Mundial, y la Convención de Ramsar sobre los humedales. Seguimos ayudando a estas convenciones a fortalecerse y a evolucionar de tal forma que puedan responder a los retos emergentes.

Nuestras organizaciones Miembro están representadas por el Consejo de la UICN – el órgano rector. Con sede en Suiza, la Secretaría de la UICN está compuesta por alrededor de 950 empleados en más de 50 países.

¿Qué es la UICN?

Vídeo sobre la organización, con datos de 2012:

Go to top