La biodiversidad de plantas con flor es increíblemente alta. Los resultados de las evaluaciones de las especies terrestres, marinas y de agua dulce demuestran que hay una gran falta de conocimientos, lo que complica el monitoreo de la pérdida continua de biodiversidad, que está amenazando esta especie. Las recomendaciones claves para asegurar la conservación son:

  1. Identificar las áreas clave de importancia internacional para la biodiversidad en el Mediterráneo.
  2. Proteger las especies claves y las áreas de alta biodiversidad con la legislación y las herramientas de gestión adecuadas (por ejemplo, planes de acción para las especies).
  3. Recopilar datos de buena fuente sobre las especies y sus hábitats a través de programas regionales de investigación.
  4. Se deberían incluir los datos de biodiversidad en la planificación de desarrollo y de gestión.
  5. Controlar las especies invasoras, especialmente en las islas.
  6. Aumentar la conciencia del público y de los políticos a través de la educación y la comunicación.