El Programa de Biodiversidad para el Norte de África (NABP en inglés) desde 1994 ha tenido como objetivo promover la conservación de la biodiversidad en el Norte de África, desarrollando el uso sostenible de los recursos naturales y empoderando a las comunidades locales, en particular a las mujeres, en la conservación de la biodiversidad, así como crear una plataforma para compartir e intercambiar conocimientos y informaciones.

Las comunidades locales, tales como los beduinos en Egipto, poseen conocimientos inestimables de la naturaleza. Un compendio, que contiene las informaciones científicas sobre más que cien especies de plantas en el Norte de África, ha centrado en las plantas medicinales y aromáticas amenazadas que también son útiles desde el punto de vista económico. Tuvo como objetivo promover su conservación a través de la promoción de conocimientos indígenas y la participación equitativa de las poblaciones en su gestión.

El valor económico de las plantas medicinales

Dentro del marco del proyecto, las plantas medicinales y aromáticas se cultivaron en viveros, donde se llevaron a cabo las pruebas de propagación. Los conocimientos que se adquirieron luego se transmitieron a las comunidades locales. En Argelia, los proyectos pilotos vincularon el cultivo de plantas medicinales, el desarrollo rural y el empoderamiento de la mujer. Cuatro granjas dirigidas por mujeres se comprometieron a cultivar las plantas medicinales en sus tierras arables de primera calidad, con el fin de venderlas a los herboristas locales, así aumentando sus ingresos.