Mar de los Sargazos recibe apoyo político para su conservación

31 March 2014 | News story

Los gobiernos de las Bermudas, las Azores, Mónaco, Reino Unido y los Estados Unidos firmaron una declaración comprometiéndose a la conservación del Mar de los Sargazos – una gran porción del Océano Atlántico conocida por sus algas flotantes únicas en el mundo que albergan una rica biodiversidad. Esta es la primera vez que una alianza internacional se ha formado para proteger este refugio único de la vida marina.
 

El acuerdo, que fue firmado en la capital de las Bermudas a principios de marzo, es parte de la Alianza del Mar de los Sargazos - una iniciativa liderada por el gobierno de las Bermudas y organizado por la UICN ( Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), que es uno de sus socios fundadores.

La Declaración de Hamilton sobre la colaboración para la Conservación del Mar de los Sargazos- también conocida como la" Declaración de Hamilton "- es una declaración política no vinculante. Se busca la protección para el Mar de los Sargazos a través de organismos internacionales que regulan las áreas fuera de la jurisdicción nacional, tales como la Organización Marítima Internacional, las autoridades regionales de pesca y de la Convención sobre las Especies Migratorias.

"Esta es una ocasión verdaderamente histórica", dice David Freestone, Director Ejecutivo de la Alianza Mar de los Sargazos. "Es la primera vez que una alianza internacional que se ha formado para proteger un ecosistema emblemático en alta mar, utilice los marcos jurídicos internacionales existentes”.

La riqueza de sus algas

El mar de los Sargazos sirve como intersección ecológica en el océano Atlántico. Sus algas Sargassum flotantes albergan una amplia variedad de especies. Algunos de ellos, como el rape Sargassum, son exclusivos de la zona. Unas 30 especies de ballenas, delfines y marsopas crían, viven o migran a través del Mar de los Sargazos, al igual que las especies de atún, tortugas, tiburones, rayas y las anguilas europeas y americanas.

La zona se enfrenta a numerosas amenazas que atentan contra su viabilidad y la salud a largo plazo. Estos incluyen la descarga de aguas residuales procedentes de los buques, la contaminación, la pesca, la recolección de algas Sargassum para fertilizantes y la producción de biocombustibles, la minería de los fondos marinos, el cambio climático y la acidificación de los océanos.

"Cuanto más se explora el vasto océano azul abierto, más nos damos cuenta de que tiene algunos paraísos espectaculares para la fauna al igual que aquellos que valoramos en la tierra", dice Dan Laffoley, Vicepresidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas Marinas. "Contrario a lo que sucede en medios terrestres, no contamos con mecanismos legales adecuados para salvaguardar estos lugares preciosos".

La Declaración Hamilton proporcionará una plataforma para la creación de una Comisión del Mar de los Sargazos, cuyo objetivo será el de minimizar los efectos adversos de la navegación y la pesca en la zona, manteniendo su salud, la productividad y la capacidad de adaptarse.

La Dra. Yogani Govender, Directora de la división de Ciencia, Educación y Políticas Públicas de la organización miembro Para la Naturaleza en Puerto Rico, reconoce que como ecologista, la protección del Mar Sargazos es un paso importante hacia la protección de uno de los viveros más importantes para la industria pesquera del Caribe. “La Declaración de Hamilton ofrece la plataforma para comenzar a trabajar con la diversidad biológica sin que existan fronteras y es una forma de demostrar que cuando existe voluntad política hay un forma para lograr una mejor protección ambiental”, explica Govender.

Representantes de los gobiernos de Suecia, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Holanda, Bahamas y Sudáfrica expresaron su apoyo a la declaración, junto con cinco organizaciones internacionales incluidas la UICN, la Comisión de Oslo y París para las regiones colindantes del Atlántico nororiental, la Autoridad de los Fondos Marinos Internacionales, la Convención Interamericana para la Conservación de las Tortugas Marinas del Atlántico y de la Convención sobre las Especies Migratorias.

"La Declaración de Hamilton representa un raro oasis de acción conjunta voluntaria para proteger esta joya de alta mar ", dice Kristina Gjerde , Asesora Senior sobre Política en Altamar de la UICN. "Un fuerte liderazgo en la protección y gestión del Mar de los Sargazos debe enviar un importante mensaje a la comunidad internacional sobre que este es el momento para unirse y proteger la vida silvestre en todos nuestros océanos".

Govender también reconoce como medidas importantes para lograr implementar la Declaración de Hamilton que se establezcan horas de vigilancia por parte de los distintos países de la zona, rendición de cuentas de lo que se hace con las personas o empresas que infringen las leyes y reglamentaciones internacionales en aguas abiertas e identificar las fuentes de contaminación (plásticos) a través de patrones de corrientes oceánicas.

Compromisos como estos son una parte clave de los esfuerzos mundiales para alcanzar el objetivo de conservar el 10% de los océanos para el año 2020, frente a casi el 3% que tenemos hoy. El progreso hacia este objetivo se debatirá en el Congreso Mundial de Parques que tendrá lugar en Sídney del 12 al 19 noviembre de 2014.