Areas Protegidas ayudan a la gente a enfrentar el cambio de climatico

30 November 2011 | Downloads - publication

Bajo la autoría de Nigel Dudley, Sue Stolton, Alexander Belokurov, Linda Krueger, Nik Lopoukhine, Kathy MacKinnon, Trevor Sandwith y Nik Sekhran. Publicado por UICN-CMAP,  TNC, PNUD,  EMC, Banco Mundial y WWF.

Actualmente, las redes de áreas protegidas ayudan tanto a mitigar los efectos del cambio climático como a adaptarse al mismo. Las áreas protegidas almacenan el 15 por ciento del carbono terrestre y brindan servicios ambientales para la reducciónde desastres, el abastecimiento de agua y alimentos y la salud pública, lo que facilita la adaptación comunitaria.
Muchos ecosistemas manejados naturalmente pueden ayudar a reducir los impactos del cambio climático. Las áreas protegidas tienen ventajas sobre otros enfoques de manejo de los ecosistemas naturales en términos legales y de transparencia, capacidad y efectividad de la gobernanza. En muchos casos, la protección es la única manera de mantener el carbono secuestrado y los servicios de un ecosistema en fluido funcionamiento. Sin la inversión hecha en los sistemas de áreas protegidas a nivel mundial, la situación podría ser peor. Una inversión creciente a través de una asociación de gobiernos, comunidades, pueblos indígenas, organizaciones no gubernamentales y sector privado, podría garantizar una mayor protección de estos servicios esenciales.
La evidencia sugiere que la contribución en las áreas protegidas funciona: incluso desde que este informe fue terminado, una nueva revisión del Banco Mundial muestra cómo las áreas protegidas tropicales, especialmente aquellas conservadas por pueblos indígenas, pierden menos bosques que otros sistemas manejados de forma diferente.