Se firma el Fideicomiso Yasuní ITT

03 August 2010 | News story

Ayer se realizó la firma del Memorando de Acuerdo para la Administración y otros servicios relacionados con fondo Yasuní ITT.

 la Iniciativa Yasuní ITT es el proyecto más importante del Gobierno de Ecuador. Para María Fernanda Espinosa, Ministra Coordinadora de Patrimonio, "la firma del fideicomiso es parte del esfuerzo permanente por acercarnos a la utopía de vivir en armonía con la naturaleza y por contrarrestar el problema del cambio climático".

El fondo será usado para conservar los patrimonios naturales y la biodiversidad del Parque Nacional Yasuní;  también será invertido en proyectos que contribuyan al buen vivir de los pueblos amazónicos y a la cobertura de las necesidades básicas.

La Iniciativa sienta bases en el cambio de modelo de paradigma, proponiendo un uso responsable de los recursos naturales. Ahora el equipo negociador podrá concretar los aportes internacionales. El Ecuador y el planeta necesitan de su corresponsabilidad para enfrentar el cambio climático, destacó la Ministra Espinosa.

De su lado el vicepresidente de la República, Lenin Moreno, expresó que es intención del Gobierno Nacional que esto salga adelante y que el principal aportante a la Iniciativa Yasuní ITT es el pueblo ecuatoriano.

Rebeca Grynspan, administradora asociada del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) resaltó que la firma de este acuerdo es una medida audaz y vanguardista a la vez expresó su reconocimiento al Ecuador por el ingenio para construir un nuevo paradigma de desarrollo basado en el respeto a la naturaleza y finalizó diciendo que el PNUD se enorgullece de haber acompañado a la Iniciativa Yasuní ITT desde su nacimiento.

Por otro lado el Canciller Ricardo Patiño resaltó que: la firma del fideicomiso es un hito histórico que pone de manifiesto la voluntad del Ecuador para evitar la contaminación a nivel mundial. Además permite el avance del Protocolo de Kioto a la vez expresó que los ecuatorianos somos pioneros en presentarnos como contribuyentes, como socios.

La Iniciativa Yasuní-ITT, liderada por el Presiente del Ecuador, Eco. Rafael Correa, es parte del compromiso del Ecuador para mantener indefinidamente bajo tierra las reservas petroleras de los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), que ascienden a 846 millones de barriles de petróleo, y propone a la comunidad internacional que contribuya con al menos 3.600 millones de dólares, equivalentes al 50% de los recursos que percibiría el Estado en caso de optar por la explotación petrolera.

Con la firma del Fideicomiso, el Ecuador podrá comenzar a recibir los aportes de los países contribuyentes; cabe recordar que la Iniciativa ya ha recibido apoyo formal de varios países entre los que destacan Alemania, Bélgica, Unión Europea, Italia y España. Las contribuciones a la Iniciativa Yasuní-ITT provendrán de países conscientes del grave problema climático, organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales, empresas con responsabilidad social y ambiental, así como de aportes individuales de los ciudadanos y ciudadanas del Ecuador y del mundo.

Esta iniciativa es única y multidimensional pues no sólo es un aporte a la lucha contra el cambio climático sino que incluye aspectos relacionados con diferentes temas ambientales, sociales y económicos, y plantea paradigmas más justos y equitativos, hacia un modelo basado en el buen vivir y en los derechos de la naturaleza, entre los que se destacan:

* Cambio climático: la no emisión de 407 millones de toneladas de carbono a la atmósfera (más o menos lo que emiten países como Brasil o Francia en un año o lo que emitiría el Ecuador en 13 años), por no extraer el petróleo del campo ITT, es la contribución del Ecuador al mundo para mitigar el cambio climático. Este sacrificio que hace el estado ecuatoriano debe ser compensado por aquellos países que corresponsablemente contribuyan con la iniciativa. Una medida de éxito de esta iniciativa será la posibilidad de replicarla en países que tengan similares realidades, es decir, una alta biodiversidad, en vías de desarrollo, dependientes de una economía petrolera y con campos petroleros en áreas de alta fragilidad. Si varios países con estas características deciden dejar su petróleo bajo tierra, y son corresponsablemente compensados por países con alto consumo de combustibles fósiles, es probable que la disminución de la oferta de crudo en los mercados produzca una disminución en el consumo mundial y por ende menos emisiones a la atmósfera.

* Conservación de la biodiversidad: la mayor parte del campo ITT se encuentra en el Parque Nacional Yasuní. De acuerdo a los estudios científicos este parque de casi un millón de hectáreas posee una riqueza extraordinaria de especies animales y vegetales y el potencial de mantenerlos bajo conservación en el largo plazo. Aunque hay áreas con actividad petrolera, la integridad ecológica del parque se mantiene por su tamaño y la relativamente poca actividad humana en la mayor parte del área. El fondo Yasuní será usado para reforzar y consolidar no sólo al Parque Nacional Yasuní sino las demás áreas del Patrimonio de áreas protegidas del Estado.

* Inversión social: Pese a ser la Amazonía la región del país de donde se ha extraído el petróleo, la principal fuente de ingresos del país de los últimos 40 años, los índices de pobreza y marginalidad social están entre los más altos. No hay duda de que el Ecuador tiene una deuda social que debe ser honrada con la Amazonía. La Iniciativa Yasuní ITT tiene como una de sus grandes metas la inversión social y la erradicación de la pobreza a través de programas y proyectos que contribuyan a alcanzar o a fortalecer el Buen Vivir.

* Cambio de la matriz energética: dejar el petróleo bajo tierra implica que no sólo los ecuatorianos, sino que todos los habitantes del Planeta debemos empezar a cambiar nuestros hábitos de consumo. Los países industrializados y las élites de los países en desarrollo deben disminuir el uso de combustibles fósiles. Además debemos pensar en formas del ahorro energético. El Gobierno Nacional tiene como uno de sus compromisos el ahorro de energía a través de campañas masivas de uso de focos ahorradores y otras medidas similares. Los fondos de la Iniciativa Yasuní ITT serán utilizados para inversiones en proyectos de energías renovables y en otras medidas de ahorro energético, además de la inversión en investigación científica y tecnológica para promover el uso de energías alternativas y el ahorro energético.

* Cambio del modelo de desarrollo: quizás el aspecto más importante de la Iniciativa es que sienta las bases para un verdadero cambio del modelo actual de desarrollo. No extraer el petróleo significa que el país busca la posibilidad de obtener ingresos de otras fuentes lo cual es una verdadera ruptura histórica, al menos desde que el Ecuador es país petrolero. Este nuevo modelo de desarrollo basado en los recursos naturales renovables utilizados de forma sostenible y responsable, y en el rescate y el desarrollo del bioconocimiento y de tecnologías propias, es sin duda un paso importante hacia la construcción del nuevo país con el que soñamos. Un país en el que el Sumak Kausay, como nuevo paradigma de vida que consiste ante todo en una relación armónica con la naturaleza, sea una realidad palpable.

Un fideicomiso es un mecanismo financiero por medio del cual se crea una cuenta en la que quienes están interesados en la Iniciativa, depositan sus contribuciones. Los fondos de esta cuenta son transferidos regularmente al estado ecuatoriano por el administrador de la cuenta, en este caso, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Fideicomisos internacionales hay muchos en todo el mundo pero ninguno con las características de éste. Por esa razón fue necesario un análisis extremadamente detallado de los tres cuerpos que conforman la creación del fondo: los términos de referencia, el memorando de acuerdo y otros anexos, en los dos idiomas de trabajo, inglés y español.

El Parque Nacional Yasuní ha sido considerado uno de los lugares de mayor biodiversidad en el Planeta. Fue creado en 1979 y declarado por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biósfera en 1989. Alcanza 982.000 hectáreas y se encuentra en la cuenca del alto Napo en la Amazonía occidental del Ecuador.

Iniciativa Yasuní-ITT se posiciona en negociaciones de cambio climático en Alemania

La propuesta de Ecuador, presentada en el marco de las negociaciones de cambio climático que se efectúan en Bonn del 2 al 6 de agosto, permite evidenciar que hay propuestas viables y posibles que se realizan cuando existe voluntad política. Las negociaciones pasan en este momento por una revisión más detallada de los textos previo a la Conferencia de las Partes, COP16, que se realizará en Cancún, México en diciembre de 2010.

En estas negociaciones los países en desarrollo buscan compromisos concretos y claros de los países desarrollados para la reducción de emisiones. Por otro lado plantean la necesidad de que los países desarrollados provean financiamiento nuevo y adicional a la ayuda oficial al desarrollo para combatir los impactos del cambio climático y de las medidas de respuesta.