Con el fin de promover acciones para la construcción de sociedades más equitativas y sustentables, es necesario sumar esfuerzos para promover vínculos adecuados entre las normas, las instituciones, los procesos y los actores que determinan cómo se ejerce el poder, cómo se toman las decisiones y cómo participan las poblaciones de un contexto específico en el manejo y administración de sus territorios y sus recursos.

Una Gobernanza efectiva y equitativa en la utilización de la naturaleza responde a los principios y valores escogidos libremente por los habitantes de un territorio específico, reflejados en sus instituciones, leyes y prácticas culturales, en pro de la conservación de la biodiversidad y el aseguramiento de los medios de vida teniendo en cuenta condiciones diferenciadas de clase, raza, género y edad. Igualmente, una Gobernanza efectiva de territorios y recursos naturales implica la capacidad de adaptarse y dar respuesta a los cambios (tanto medioambientales como socio-políticos) que se producen en el territorio, estableciendo nuevas relaciones con nuevos actores producto de dichas transformaciones.

Para el caso de América Latina, el concepto de Gobernanza se aplica con frecuencia para la administración de territorios ancestrales, muchas veces a cargo de pueblos indígenas. En este contexto se hace referencia a una Gobernanza Indígena, una de las áreas de trabajo del componente de Equidad Social de la UICN-Sur. En este ámbito nuestro principal interés es el análisis de procesos locales de toma de decisión y distribución de responsabilidades con el fin de identificar y fortalecer sistemas de organización indígena efectivos en la utilización de la naturaleza; normas e instituciones consuetudinarias en el escenario de tierras, territorios y recursos indígenas enfocadas a mejorar procesos locales para la conservación de la biodiversidad y el aseguramiento los medios de subsistencia.