2009: un año crucial para un mundo sostenible

22 December 2008 | News story

Mensaje de fin de año de la Directora General de la UICN, Julia Marton-Lefèvre

El año 2008 termina con un gran desafío para todos nosotros. La crisis económica amenaza los medios de vida de millones de personas en el mundo entero; la inseguridad y los conflictos siguen siendo realidades cotidianas en muchas partes del mundo, y los apremiantes problemas ambientales no son tratados con la urgencia que merecen. Si queremos dar un giro a la situación y efectuar los cambios que necesita con urgencia nuestro “planeta en peligro”, 2009 tendrá que ser un año distinto. 

Afortunadamente, existen motivos de esperanza. El Congreso de la UICN celebrado en Octubre pasado mostró el interés, dedicación y deseo de acción de un movimiento ambientalista cada vez más diverso. En Barcelona vimos a la UICN en su mejor expresión: miembros, asociados y amigos intercambiando ideas prácticas, compartiendo conocimientos y reafirmando su compromiso de actuar. Debemos ahora transmitir este mensaje de manera fuerte y clara en todas partes, donde vivimos, en cada reunión a la que concurrimos y a través de todo lo que hacemos.

La posibilidad de que el gobierno de los Estados Unidos se sume a los esfuerzos europeos participando plenamente en las negociaciones relativas al clima e invirtiendo masivamente en energías alternativas es una alentadora señal. El gobierno y el pueblo de China también toman en serio estas cuestiones con su búsqueda de una “sociedad armoniosa”; y a raíz de la crisis financiera, crece el grupo de los involucrados en la búsqueda de soluciones. Si las economías emergentes participan enfrentando la crisis financiera, lo mismo debería suceder con las negociaciones climáticas.

De forma más personal, quiero expresarles mi entusiasmo y confianza en el futuro de la UICN. Creo que Barcelona nos infundió a todos una determinación renovada, con una membresía dinámica y consciente de haber enviado un mensaje inequívoco sobre la necesidad de trabajar juntos mejor y un deseo compartido de acciones concretas. Este mensaje que nos dice que podemos hacer más, con las Comisiones, los Miembros y la Secretaría trabajando juntos de forma fluida y transparente, ha sido escuchado claramente. Con un Presidente y un Consejo nuevos y estimulantes, debemos ahora mantener el ímpetu y llevar nuestra Unión a un nivel todavía más alto. Con nuestro nuevo programa, en 2009 será preciso sentar las pautas que nos permitan avanzar de forma concreta y medible hacia un mundo más justo y sostenible.

No puedo despedirme de 2008 sin agradecer a nuestro ex-Presidente Valli Moosa y a su Consejo por su dedicación y apoyo a la Unión. Pueden enorgullecerse por haber prestado excelentes servicios a nuestra causa durante su mandato.

Desde luego, agradezco a todos los Miembros de la UICN, a las dedicadas Comisiones y a nuestro personal, por su compromiso constante encaminado a mantener viva la Naturaleza. Tendremos mucho por hacer en 2009, pero confío en que juntos somos capaces de enfrentar el reto.

 

Julia Marton-Lefèvre

Gland, Diciembre de 2008