Comité Boliviano de UICN, un modelo de gobernanza eficiente

19 December 2008 | News story

La fortaleza del comité boliviano de UICN está basada en una estructura inclusiva y en el compromiso de sus integrantes  

Apenas cinco organizaciones bolivianas son miembros de UICN (LIDEMA, PROMETA, SAVIA, ASEO, Agua Sustentable), sin embargo, el Comité funciona con una dinámica importante porque es un espacio abierto a la participación de los miembros de comisiones. No es retórica, en efecto, los miembros de las comisiones están allí y contribuyen al debate de un programa de trabajo que los convoca y compromete en igual medida. El comité es un espacio horizontal de facilitación de procesos y generación de oportunidades y sinergias para la membresía de UICN en un sentido amplio.

Jenny Gruenberger, coordinadora del comité, dice que es un grupo comprometido en el que el protagonismo no es relevante porque cada persona es importante. La política del comité es que cada miembro es un potencial facilitador de una iniciativa, puede recibir el encargo de coordinar un tema pero lo hace en nombre del comité, más no como su propietario.

 

“Siento que el comité crece con sus acciones, se fortalece, me alegra la vida”, dice Jenny, 2hablamos el mismo idioma y tenemos la disposición de trabajar incluso los fines de semana”.

 

En esta ocasión el comité boliviano se ha reunido (11 al 13 de diciembre de 2008) para definir sus líneas de trabajo de los próximos cuatros años y las prioridades del siguiente. Más de veinte personas provenientes de las organizaciones miembros, las comisiones y el secretariado de la Unión se han dado cita gracias al patrocinio de la Liga de Defensa del Medio Ambiente (LIDEMA), organización que coordina el comité de UICN bajo el Liderazgo de Jenny Gruenberger. Esperan que el producto de esta reunión sea una guía práctica para su trabajo y que sus expectativas tengan cabida en el plan de trabajo regional de la UICN: iniciativas colaborativas y sinérgicas con la oficina regional y otros componentes de la Unión en América del Sur.

 

El comité tiene varios años trabajando bajo esta modalidad y ha llevado adelante iniciativas enriquecedoras. “Una experiencia hermosísima,” dice Jenny, “fue la organización del Diálogo de Saberes y prácticas en manejo de recursos naturales renovables.” El evento nacional realizado el año pasado fue un esfuerzo del comité boliviano y contó con la participación de aproximadamente 500 personas, gente de diversos sectores: indígenas, científicos y otros se dieron cita para un diálogo intercultural que fue coordinado con la Superintendencia General de Recursos Naturales de Bolivia.

 

La coordinación del comité está compuesta por un coordinador/a, un representante de las organizaciones miembros y el punto focal de cada una de las seis comisiones de especialistas de UICN. Son ocho personas que tienen la función de apoyar constantemente la labor del comité tanto en los temas técnicos (talleres, iniciativas) como en los temas de gobernanza (presentación de mociones en el Congreso Mundial de la Naturaleza, participación en temas regionales de la Unión).

 

La coordinación tiene reuniones presenciales o virtuales cuando reunirse no es posible, se llevan actas de las decisiones y cada persona tiene la función de distribuir la información, consultar, consensuar con el grupo al que representa y retroalimentar al grupo. Es un sistema de roles y responsabilidades distribuidas.

 

 

El reto ahora es ampliar la membresía institucional para ello han invitado a varias organizaciones: FUNDESNAP, PRODEMA, PROBIOMA, FAUNAGUA, CERDET. Algunas comisiones también necesitan reforzar su membresía al interior del país y en ello están trabajando los puntos focales de cada comisión.

 

Mayor información:
Jenny Gruenberger, Coordinadora Comité Boliviano de UICN
jennyg@lidema.org.bo