Proyecto de ley PROBOSQUES dará más beneficios a más guatemaltecos

03 March 2014 | News story

El presidente de Guatemala Otto Pérez Molina, el ministro de Agricultura Ganadería y Alimentación, Elmer López y autoridades del sector forestal de Guatemala entregaron el pasado 19 de febrero al presidente del Congreso, Arístides Crespo, la iniciativa conocida como Ley PROBOSQUES, la cual contó con el apoyo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en varias fases de su desarrollo. 

“Creo que más bosques son más vida, pero también es más desarrollo”, dijo el gobernante Pérez Molina en su discurso.

La ley PROBOSQUES consiste básicamente en un programa de incentivos forestales con el cual el gobierno guatemalteco pretende ampliar por 30 años más este tipo de incentivos. Guatemala protege sus bosques por medio del Programa de Incentivos Forestales (PINFOR), que ha logrado la reforestación de 118 mil hectáreas para plantaciones productivas y la protección a la fecha de más de 240.000 hectáreas de bosques naturales; lo cual ha beneficiado a 830 mil familias. Estos incentivos caducan en el 2016.

Según Estuardo Roca, Oficial para el desarrollo de mecanismos financieros de la UEGF de UICN en Guatemala, la UICN participó en los procesos de evaluación de la política, programa y mecanismos financieros existentes. De la misma forma indica se hicieron estudios sectoriales que soportaban la toma de decisiones en cuanto a techos presupuestarios, sistemas de tenencia y análisis financiero. “Participamos como facilitadores en los diálogos entre actores claves como las universidades, sector privado y las organizaciones comunitarias forestales, así como en la firma y desarrollo de la propuesta”, señaló Roca.

Con este proyecto, de aprobarse, el gobierno guatemalteco aportaría como mínimo Q200 millones (equivalente a US$ 25.534.000) anualmente mientras que el sector privado Q600 millones (aproximadamente US$76.000.000). Esto permitiría restaurar y manejar un millón doscientas mil hectáreas de bosque fuera de las áreas protegidas en un período de 30 años, crear 900 mil empleos y obtener beneficios tangibles para un 68% de guatemaltecos que viven en pobreza y extrema pobreza.

Por una mejor gobernanza de recursos asociados a bosques

En cuanto a los avances de este proyecto de ley en relación con la ley vigente hasta el momento, PROBOSQUES considera varios tipos de tenencia de la tierra; la asignación de fondos responde a la libre necesidad del mercado y amplía la posibilidad de beneficiarios, al reconocer nuevas modalidades como los sistemas agroforestales, que permiten a los pequeños agricultores cultivar la tierra y conservar los bosques a la vez, sin que por ello dejen de optar por estos incentivos.

De acuerdo con Marcedonio Cortave, líder comunitario de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP), un valor agregado de PROBOSQUES sobre su antecesor PINFOR, es que esta propuesta se perfila como un proceso más democrático, puesto que permite mayor participación comunitaria en el manejo de los bosques al incluir no solo a propietarios de grandes extensiones de bosque, sino también a medianos y pequeños.

Para un amplio número de las organizaciones que son potenciales beneficiarias de PROBOSQUES, la forestería comunitaria es la base de la gobernanza y punto de partida para esfuerzos como la aplicación del Programa de la Unión Europea Forests Law Enforcement, Governance and Trade (FLEGT), el establecimiento de Acuerdos Voluntarios de Asociación (AVA) y el seguimiento a la aplicación del mecanismo REDD+.

Entre los principales beneficios ambientales que producirá PROBOSQUES se encuentran:
• Creación de una oferta de 1,7 millones de toneladas de leña al año, provenientes de bosques energéticos y naturales.
• Producción de 2,5 millones cúbicos anuales de madera para abastecer la demanda de pequeñas y medianas empresas.
Evitar la pérdida de 8,7 millones de toneladas de suelos.


Más información con Estuardo Roca, oficial de Negocios y Mecanismos Financieros de la UICN en Guatemala, estuardo.roca@iucn.org