El acceso a los recursos genéticos: reunión en La Habana, Cuba

22 March 2013 | News story

Las industrias farmacéuticas, de biotecnología, agrícolas y alimentarias del mundo han generado innumerables productos derivados de los recursos genéticos de la naturaleza, en muchos casos asociados a conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas y comunidades locales de nuestra región. Participar de este desarrollo y compartir de forma justa y equitativa los beneficios de estos productos ha sido motivo de preocupación para los países biodiversos y en desarrollo

El acceso internacional a estos recursos para la investigación y el desarrollo, y los beneficios comerciales de su uso, pueden ser provechosos para el desarrollo social y económico. Al mismo tiempo, el acceso y la distribución de beneficios (ADB) ofrece un ejemplo concreto de valoración de los servicios que proveen los ecosistemas y l biodiversidad , y constituye una herramienta económica para tener en cuenta este valor.

¿Pero, cómo asegurar en los casos de acceso a recursos genéticos, que los países proveedores participarán de manera justa y equitativa en los beneficios que se deriven y que serán respetados los conocimientos tradicionales asociados a esos recursos Desde 2010, con la adopción del Protocolo Nagoya, en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), se ha establecido un marco jurídico para el establecimiento, de forma transparente y eficaz, de acuerdos de Acceso y Distribución de beneficios (ADB) Sin embargo, en un mundo de culturas legales nacionales dispares, el protocolo no puede resolver por sí mismo t toda pregunta legal que surja, por lo que, en su artículo 19, encomienda el desarrollo de modelos prácticos y apropiados para contratos de ADB.

El Proyecto GEF ABS LAC1 apoya a ocho países de América Latina y el Caribe a desarrollar marcos legales afines a este protocolo, así como a fortalecer las capacidades de los negociadores nacionales en el tema de ADB, contribuyendo a la protección de los conocimientos tradicionales y a la alineación de los proyectos de prospección biológica con las políticas nacionales de desarrollo.

El proyecto fue gestado por la Oficina Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) a partir del impulso dado por el Grupo de Trabajo de ADB del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe, contribuyendo al fortalecimiento de capacidades nacionales mediante la capacitación, el desarrollo de estudios de casos, el intercambio de información y experiencias, y la asistencia para el establecimiento e implementación de marcos normativos.

Este es un objetivo desafiante, cargado de “diversas complejidades,” dijo Arturo Mora, Coordinador del Proyecto GEF ABS LAC. “Aunque los marcos jurídicos nacionales y las culturas se detienen en las fronteras, los animales, las plantas y los microorganismos no” – aseguró Mora. De la misma manera, los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales asociados a ellos no son necesariamente endémicos a un país específico y, en tales casos, un enfoque bilateral de ADB puede generar acciones diversas, desde animar una competencia entre países que comparten el mismo conocimiento tradicional y recursos genéticos asociados hasta debilitar su posición en las negociaciones de contratos”, explicó.

Spencer Thomas, Consejero Regional de la UICN para el Caribe y Miembro del Bureau del CDB, concuerda en la importancia de incrementar los procesos de capacitación en la región, incluido el Caribe. A escala global, el proyecto alimentará, además, otros procesos que lleva a cabo el GEF en Asia y África, destacó Kristin McLauglin, Oficial deEnlace del PNUMA GEF y Administradora del Proyecto.

Actualmente, el Protocolo de Nagoya espera la ratificación — por lo menos 35 países más deben aprobarlo para que entre en vigor. 

“Mientras tanto, es vital continuar con la investigación sobre los beneficios de los recursos genéticos aplicados al bienestar en la salud humana, como lo ha hecho Cuba, un país con una gran riqueza natural y endemismo”, indicó Mayra Fernández, Directora del Instituto de Ecología y Sistemática (IES) de ese país, en la inauguración del Taller Regional del Proyecto Regional GEF (Fondo para el Medio Ambiente Mundial) Fortalecimiento de la Implementación de los regímenes de Acceso a Recursos Genéticos y Distribución de Beneficios en América Latina y el Caribe.

El evento se llevó a cabo en la ciudad de La Habana, del 18 al 22 de marzo, con más de 60 participantes provenientes de Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guyana, Panamá Perú y la República Dominicana, así como el Secretariado del Convenio sobre la Diversidad Biológica y varios invitados de organismos subregionales como la OTCA, entre otras organizaciones y países. 
 
El Proyecto Regional GEF (Fondo para el Medio Ambiente Mundial) “Fortalecimiento de la Implementación de los regímenes de Acceso a Recursos Genéticos y Distribución de Beneficios en América Latina y el Caribe”, es ejecutado por UICN-Sur e implementado por PNUMA-ROLAC en ocho países de América Latina y El Caribe, incluidos Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guyana, Panamá, Perú y República Dominicana.

Contacto: arturo.mora@iucn.org
www.adb.portalces.org