Adaptación en el Bío Bío: soluciones naturales y estrategias locales para hacer frente al cambio climático

08 October 2013 | News story
0 CommentairesWrite a comment

Continúa la implementación del proyecto de la UICN, Ecosistemas para la Protección de Infraestructura y Comunidades (EPIC) en Chile. Conozca los resultados del Análisis de Capacidad y Vulnerabilidad Climática, que se llevó a cabo a inicios de septiembre.

A lo largo de su historia, las comunidades de montaña han tenido que adaptarse a condiciones cambiantes; variaciones no solo en sus ecosistemas, sino también en lo socio-cultural, lo político y lo económico. Así, han desarrollado estrategias para mejorar sus medios de vida y revisar sus visiones y prioridades.

Sobre la base de este potencial endógeno de innovación, la UICN facilitó un espacio de aprendizaje entre distintos actores con el fin de identificar y promover soluciones basadas en la naturaleza que fortalezcan la resiliencia de las comunidades de la Reserva de Biosfera Corredor Biológico Nevados de Chillán – Laguna del Laja, Región del Bío Bío, Chile.

Del 2 al 6 de septiembre se realizó un taller con actores locales y externos, bajo el enfoque de Apoyo a Innovaciones Locales (AIL) que se basa en el aprendizaje interactivo y conjunto y que tiene como base a la comunicación y al intercambio de experiencias entre actores con diferentes percepciones, como elementos fundamentales. En el evento se combinó la herramienta de AIL con la metodología de Análisis de Capacidad y Vulnerabilidad Climática (CVCA) de CARE, la cual ofrece un marco para analizar la vulnerabilidad al cambio climático y la capacidad adaptativa a nivel comunitario.

Las vulnerabilidades climáticas identificadas por los participantes fueron: i) la sequía y su impacto en el turismo, ii) los incendios forestales y su impacto en la biodiversidad forestal, iii) la sequía y su impacto en la infraestructura energética. Para abordarlas se plantearon las siguientes innovaciones:

- Conformar un comité de usuarios del agua que contribuya a regular el uso sostenible del recurso y a promover acciones para su conservación.
- Promover la gestión sostenible de los bosques nativos.
- Conformar una agencia o corporación para promover el ecoturismo y la conservación de la Reserva de Biosfera.
- Promover el consumo de energía sostenible a través de sistemas de iluminación inteligentes, diseños arquitectónicos amigables con el ambiente y el uso sostenible de la leña, entre otros.

Marianne Hermanns, Secretaria Regional Ministerial de la región del Bio bío (Ministerio del Medio Ambiente) , asegura que el estudio del impacto del bosque en minimizar los impactos de las avalanchas derivó en el análisis de temas importantes, tales como: el uso adecuado del agua, el cuidado y la manutención del bosque nativo y las energías renovables no convencionales, que forman parte del Plan de Manejo de la Reserva -en proceso de consolidación- y que son vitales para su buen manejo y conservación.

Para Radhika Murti, de la UICN, “la evaluación de la vulnerabilidad ayuda a las comunidades a identificar y documentar los cambios que observan en el clima y a definir las capacidades propias que pueden apoyarles en su proceso de adaptación. Esto, antes de considerar otras estrategias que pueden funcionar en cualquier sitio diferente, puesto que el impacto y la vulnerabilidad responden al contexto local y deben ser abordados preferiblemente con innovaciones locales que respondan a las condiciones específicas del sitio”.

La fusión de conocimientos de los participantes, en un clima de confianza mutua, permitió: i) sensibilizar sobre el clima presente y futuro y los riesgos del cambio climático; ii) crear conciencia sobre la existencia de innovaciones locales relacionadas con la producción, así como con temas institucionales, culturales o económicos que pueden ser utilizados para la adaptación al cambio climático; iii) mejorar la capacidad de comunicación entre los diferentes actores participantes; iv) abrir un nuevo espacio de cooperación que permita promover acciones para la adaptación al cambio climático desde diferentes ámbitos.

Macarena Sperry Miranda, de la organización Vida Verde, rescata como logros principales del taller el haber reunido a todos los actores de la Reserva en torno a un tema, “puesto que estos espacios son muy pocos, resultó valioso conocerse y conversar”. Otro resultado importante, a su criterio, es la propuesta de crear la Corporación de la Reserva de Biosfera, que incluirá a todos los actores interesados en la conservación y el desarrollo sustentable de dicho territorio.

En la misma línea, Radhika Murti afirma que es importante que la UICN apoye a los actores facilitando el proceso para reunirlos y actualizarlos regularmente, de manera que puedan aprender unos de otros. “Su apropiación y compromiso con la implementación de las cuatro soluciones prioritarias para la adaptación es predecible, puesto que éstas fueron identificadas y acordadas por todos”, destacó Murti.

Para la Secretaria Regional Ministerial del Bío Bío del Ministerio del Medio Ambiente el balance del taller fue positivo. “La metodología permitió generar un buen ambiente de trabajo y una red de contactos que era muy necesaria”.

EPIC impulsó la discusión conjunta de actores locales y externos sobre la gestión sostenible de los recursos naturales, el cambio climático, los desastres naturales y otros. El tema de las avalanchas fue incluido en una categoría más amplia, donde se agrupan riesgos inducidos por las nevadas fuertes como el aislamiento y los daños a la infraestructura.


Commentaires

0 Commentaires
Write a comment

600 CHARACTERS LEFT

captcha