Corales caribeños en peligro de extinción

07 June 2007 | International news release

Cambio Climático y altas temperaturas señaladas como las causas principales

Nuevo estudio científico sobre la vida marina en el Caribe indica que las especies coralinas se encuentran en vías de extinción.  Lo que esta provocando cambios dramáticos en el balance ecológico del fondo marino. 

Dicho estudio reveló que el 10 por ciento de los 62 arrecifes coralinos de esta zona se encuentran bajo amenaza, incluyendo los corales “cuerno de ciervo” y “cuerno de alce”. Estas especies, a pesar de haberse considerado como de gran importancia en el pasado, en la actualidad son candidatas a ser incluidas en la Lista Roja sobre Especies Amenazadas de la UICN.  

"Algunos de los hábitats marinos más hermosos del Océano Atlántico han dejado de existir en ciertas áreas, mayormente debido a las dramáticos incrementos en enfermedades de los corales, causados en su mayoría por elementos relacionados al cambio climático y aguas con temperatura más alta de lo normal", dijo el Dr. Michael L. Smith, director de la Iniciativa sobre  Biodiversidad en el Caribe de Conservación Internacional (CI).  

En marzo del 2007, 23 científicos que se reunieron en Dominica analizaron datos sobre los corales del Atlántico Tropical Oeste, hierbas marinas, manglares y algas, considerados como componentes fundamentales de los ecosistemas marinos que proveen alimento y refugio para numerosos organismos y comunidades locales. El estudio fue financiado parcialmente por el Fondo para el Océano de la empresa de cruceros Royal Caribbean Cruises.

Este análisis fue el primero de una serie de estudios conocidos como Evaluación de Especies Marinas a nivel Global (GMSA por sus siglas en inglés), donde se estudian los productores primarios de vida marina mundiales en todo el planeta.  La sede del GMSA se encuentra en la Old Dominion University en Norfolk, Virginia y trabaja en asociación con Conservación Internacional (CI)  y  la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN).  Su objetivo es el de incrementar de manera espectacular el número de especies marinas evaluadas bajo los criterios rigurosos de la Lista Roja sobre Especies Amenazadas de la UICN  y brindar información actualizada que ayude a la hora de crear políticas de preservación marina y con los esfuerzos de conservación en general.  

Luego de la revisión final, las especies evaluadas durante el taller de Dominica serán incluidas en la Lista Roja sobre Especies Amenazadas de la UICN del 2008.

“Los arrecifes coralinos sustentan algunas de las áreas más ricas en biodiversidad del mundo. Cuando desaparezcan tales arrecifes, también desaparecerán muchas especies que dependen de éstos para protección, reproducción y alimentación”, indicó la Dra. Suzanne Livingstone, representante del GMSA.

Entre las amenazas a los corales y otras especies marinas se incluyen además la contaminación de las costas y el desarrollo, aumento de la sedimentación, tensión térmica y huracanes de mayor intensidad causados por el cambio climático, así como los cambios en la dinámica de las especies debido a la sobre-pesca, según el estudio. Los científicos explicaron que el Caribe ha soportado uno de los impactos más fuertes y  duraderos por parte de la explotación del ser humano desde la época de la colonización del Continente Americano.

Junto a los corales, los manglares parecen ser los que mayor impacto han sufrido. Las superficies cubiertas por manglares en la región han disminuido en un 42 por ciento en los últimos 25 años, con dos de las ocho especies de manglares catalogadas actualmente como vulnerables a la extinción y otras dos consideradas como casi amenazadas

“Los manglares protegen las costas, cobijan a los peces y filtran la contaminación”, explicó Aaron Ellison, de la Universidad de Harvard, quien también añadió que “El Caribe fue bendecido con una gran abundancia de estas útiles plantas, pero el consenso de este taller es que los manglares están en problemas dondequiera y necesitan ser protegidos y restablecidos”.  Los bosques de manglares están siendo eliminados para dar paso a desarrollos de vivienda, turísticos y de acuacultura.

Los fondos de hierbas marinas en aguas costeras de poca profundidad como los manglares, proveen un hábitat esencial para los peces, en especial para muchas especies comerciales importantes  que están sujetas a amenazas similares. Es por esto que estas áreas necesitan ser protegidas de igual manera para preservar la riqueza de la vida marina que apoyan.  

A diferencia de los corales, las hierbas marinas y los manglares, las algas Caribeñas parecen estar sobreviviendo bien e inclusive podrían estar tomando ventaja de la desaparición de los corales. Las algas crecen a cuenta de los arrecifes de coral muertos y podrían contener o ablandar a los corales recién establecidos. Además, los peces que se alimentan de las algas caen ante la sobre-pesca. Esta reducción de la población permite a las algas crecer numerosamente, evitando que se recolonicen los corales.

Los científicos notaron que todavía existen algunos arrecifes saludables en el Caribe en las zonas marinas protegidas y bien administradas como lo es el Parque Marino de Bonaire, en las Antillas Holandesas. El impacto del ser humano se reduce en estas áreas, permitiendo el crecimiento de los corales. Sin embargo, los científicos añadieron que la tensión termal causada por el calentamiento global afecta a todos los corales del Caribe, y debe revertirse el efecto para que estos refugios de la belleza caribeña puedan sobrevivir.

“La industria de turismo del Caribe depende enormemente de la belleza y la lozanía de su vida marina”, indicó el Dr. Kent Carpenter, Director del GMSA.  “Es necesario llevar a cabo acciones de conservación marina urgentes y un esfuerzo a nivel mundial para detener los cambios climáticos provocados por el ser humano y así preservar este motor económico, esencial para la región”.

 

Notes to editors

Las imágenes sobre la vida marina objeto de la investigación se encuentran disponibles en
el siguiente enlace:
http://images.conservation.org/admin/packaging/viewtransmit_ext.aspx?messageId=101089&
userName=gpoggi&session=06f28c25d674d8866ea5c6aace8582ab

Contacto:

Susan Bruce, Directora de relaciones con la prensa internacional, Conservación Internacional, sbruce@conservation.org, Tel +1 703-341-2471

Abigail Powell, Communications, IUCN Species Programme, abigail.powell@iucn.org;
Tel: +41 22 999 0154

Conservation International (CI) utiliza un conjunto de herramientas científicas, económicas, políticas, concienciación ambiental y participación comunitaria para proteger nuestra biodiversidad global y demostrar que las sociedades humanas pueden convivir en armonía con la naturaleza. Fundada en 1987, CI trabaja en más de 40 países y en cuatro continentes, para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida, evitando que los recursos naturales se agoten.  Para más información, visite:  www.conservation.org

La UICN-Unión Mundial para la Naturaleza es la mayor alianza internacional que reúne 84 países, 108 agencias gubernamentales, más de 800 ONGs y unos 10,000 científicos y expertos de 181 países en una asociación única. Su misión es la de influenciar, alentar y ayudar a los pueblos de todo el mundo a conservar la integridad y la diversidad de la naturaleza, y a asegurar que todo uso de los recursos naturales sea equitativo y ecológicamente sustentable. La UICN es un organismo multicultural y multilingüe, con una planilla de más de 1000 empleados presentes en 62 países.  Su sede está localizada en Gland, Suiza. www.iucn.org

Programa de Evaluación de Especies Marinas a nivel Global (GMSA)
El Programa de Evaluación de Especies Marinas a nivel Global comenzó a finales de 2005 y opera desde el departamentote Ciencias Biológicas de la Old Dominion University. Dicho proyecto es el primero a nivel mundial en evaluar el nivel de conservación de cada especie marina vertebrada así como de ciertos animales invertebrados y plantas.. Esta iniciativa involucra un  grupo de socios dedicados a recopilar y analizar toda fuente de datos existente sobre unos 20,000 especies marinas para determinar el riesgo de extinción de acuerdo a las categorías y criterios de Lista Roja sobre Especies Amenazadas de la UICN . www.sci.odu.edu/gmsa