Invertir en la captura de carbono: un salvavidas para los pobres

09 September 2012 | News story

Decenas de miles de personas en todo el mundo tienen cada vez mayor acceso a los alimentos gracias a un nuevo fondo de inversiones. La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) presta apoyo a Livelihoods Fund —fondo a favor de los modos de vida— que permite a las empresas compensar su huella de carbono mediante la inversión en programas de restauración de ecosistemas que proporcionan beneficios duraderos a la comunidad, incluida una mayor seguridad alimentaria. 

El fondo Livelihoods Fund ofrece a sus inversores un retorno en forma de compensaciones de carbono de alta calidad. El fondo almacenará 6,1 millones de Teq CO2 a lo largo de las dos próximas décadas, principalmente a través de tres tipos de proyectos: la restauración y conservación de ecosistemas naturales, la silvicultura y el fomento de los suministros energéticos rurales.

"Esta colaboración repercutirá más allá de los proyectos específicos", afirma Carl Gustaf Lundin, Director del Programa Mundial Marino y Polar de la UICN. "Estos proyectos de restauración y conservación sobre el terreno generan resultados locales positivos tanto para nuestro equilibrio de carbono como para la seguridad alimentaria de las personas, por lo que nos complace respaldar su implementación”.

Durante los últimos cuatro años, el Livelihoods Fund, en asociación con la UICN y Ramsar, ha llevado a cabo proyectos de carbono innovadores y el desarrollo conjunto de una metodología para la rendición de cuentas en relación al carbono de la restauración de los manglares a gran escala. Así, se han potenciado los esfuerzos de restauración al conseguir que los proyectos a gran escala resulten más accesibles y fáciles de realizar.

Mediante el apoyo al fondo Livelihoods Fund, los habitantes de 450 aldeas en Senegal han plantado más de 100 millones de mangles en las regiones de Casamance y Sine Saloum desde 2009. Esto ha mejorado la calidad de la tierra agrícola al reducir la acumulación de sal en el suelo y recrear un hábitat rico en fuentes de sustento, como peces, ostras y cangrejos. En la India, más de 65.000 personas que viven en el valle Araku en Andhra Pradesh han fomentado la seguridad alimentaria al plantar árboles frutales en más de 6.000 hectáreas de tierra.

“ Gracias a este modelo de inversión innovador, la financiación del carbono ofrece oportunidades reales en lugar de ser un fin en sí mismo", afirma Bernard Giraud, Presidente de la asociación Livelihoods Venture. "El fondo Livelihoods Fund ayuda al sector privado a cumplir con sus objetivos de reducción de las emisiones de carbono, al tiempo que garantiza fondos a favor de la restauración de hábitats que desempeñan un papel importante a la hora de reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria para algunas de las personas más vulnerables del mundo".

Las experiencias que se desprenden de varios proyectos piloto que ha realizado el Fondo son muy valiosas y sirven para crear un firme precedente a favor de una mejor protección y restauración de los manglares, que siguen estando en declive a escala mundial. Cuando se invierte en el fondo, las empresas que participan también respaldan la red Livelihoods Network, una asociación sin ánimo de lucro en pos del beneficio de las comunidades rurales pobres que fomenta el intercambio de conocimiento, información y recursos entre el sector privado y las organizaciones no gubernamentales, las organizaciones internacionales, los gobiernos y los expertos.

Entre los actuales inversores del Fondo se encuentran Danone, Crédit Agricole, Schneider Electric, CDC Climat, el Servicio de correo francés, Hermès International y Voyageurs du Monde.
 


Epiphyte of Borneo