Comunicación radiofónica, el medio ideal para los jóvenes ambientalistas

19 September 2013 | News story
0 CommentsWrite a comment

El proyecto El clima cambia, cambia tú también, implementado por la UICN y la SPDA con el apoyo del Instituto de Montaña, capacitó a  “Voces de Huasta” y “Juventud Mágica”, organizaciones de jóvenes que trabajan desde hace varios años en producción radial comunitaria con fines de conservación en Ancash, Perú. 

Huasta y Canrey Chico son dos poblados ubicados al pie de la Cordillera Blanca, en Perú. Esta zona de los Andes Sudamericanos es una de las más vulnerables al cambio climático; día a día sus habitantes son testigos del retroceso de los glaciares, la variación extrema de las temperaturas, la escasez de agua y la desaparición de plantas y animales.

Allí,  alrededor de 20 jóvenes se organizaron en 2010 para apoyar la conservación de su habitat . “Voces de Huasta y "Juventud Mágica” tienen en sus filas a hombres y mujeres universitarios/as y colegiales, que se plantearon como misión difundir y sensibilizar a la población sobre el cuidado del medio ambiente, los efectos del cambio climático, la salud de los ecosistemas y la importancia de la cultura viva. El medio: la radio comunitaria.

A través del proyecto El clima cambia, cambia tú también, financiado por AECID,  doce miembros de los grupos participaron en un proceso de fortalecimiento de capacidades, liderado por el Instituto de Montaña y la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER), a través de la Coordinadora Nacional de Radio en Perú (CNR).

La propuesta consistió en mejorar sus conocimientos y habilidades de producción radiofónica. Así, durante tres días aprendieron el manejo básico de un editor de audio digital; ahora están en capacidad de grabar, editar, mezclar; hacer entrevistas e informes que pueden emitirse desde una computadora. Como parte del proyecto, el grupo “Voces de Huasta” recibió la donación del equipo básico para el establecimiento de su estación radial comunitaria: una computadora, parlantes, micrófonos, una consola, así como una mesa para la instalación de equipos.

Para Juana Edith Martínez, de CNR, la participación de los jóvenes fue activa, puesto que mostraron mucho interés en aprender y poner en práctica lo aprendido. Destaca como principales habilidades del grupo el nivel de atención apropiado, la iniciativa, la capacidad para redactar noticias radiales y el trabajo en equipo.

Finalizado el proceso, los jóvenes expresaron su satisfacción por la experiencia y el aprendizaje. Fue  un "gran paso que nos permitirá seguir adelante y que marcó nuestro objetivo de sembrar futuro", mencionaron en una carta enviada a la UICN.

Para la UICN, los jóvenes constituyen un actor importante en la lucha por la conservación y el desarrollo sostenible, más aún este tipo de agrupaciones que tienen como miembros a personas que han crecido en sus comunidades, conocen los problemas que sus pobladores enfrentan y, sobre todo, tienen el compromiso y el deseo de prepararse para contribuir con el cuidado de la naturaleza.

Contacto: Verónica Moreno, Oficial de Comunicaciones, UICN–Oficina Regional para América del Sur, veronica.moreno@iucn.org; www.adpatacion.portalces.org
 

 


Comments

0 Comments
Write a comment

600 CHARACTERS LEFT

captcha