Contexto - Retos principales - Herramientas y enfoques - Versión pdf - Programa

Contexto

El mundo está cambiando más rápidamente que en cualquier otro momento en la historia de la humanidad. Ya sea en los océanos, en la tierra, o en el clima del mundo, el impacto de las actividades humanas sobre el planeta Tierra es asombrosamente evidente. El eje temático Un nuevo clima para el cambio examinará los retos y soluciones para este cambiante mundo –uno en el que las fuerzas del cambio climático, la globalización, y una creciente demanda de energía impactan cada vez más sobre la biodiversidad y las personas. A través de una serie de eventos a lo largo del Congreso, el eje temático abordará cuestiones tales como:

  • ¿Cómo puede ayudar la biodiversidad a la mitigación y adaptación al cambio climático?
  • ¿Cuáles son las implicaciones de un clima cambiante para la conservación de la biodiversidad?
  • ¿Cómo podemos responder al aumento de la demanda energética mundial y cuál es el papel de los biocombustibles?
  • ¿Cómo valoramos y comercializamos la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas en el mundo de hoy?
  • ¿Cuáles son las nuevas formas de conducir nuestras actividades que darán lugar a futuros más sostenibles?

Durante los próximos 40-50 años, la población mundial probablemente llegará a 9 mil millones, un aumento considerable en comparación a los actuales 6700 millones –y cada una de estas personas necesita liberarse de la pobreza. Al mismo tiempo, el mundo está cambiando a nuestro alrededor, lo que aumenta la dificultad de atender las necesidades de la población mientras se conserva la biodiversidad. Los cambios en el sistema climático mundial se están acelerando, y ahora nos enfrentamos al doble desafío de reducir en forma significativa y urgente las emisiones para evitar el peligroso cambio climático y adaptarnos a los impactos del cambio climático ya en marcha. Los océanos del mundo se están elevando –1 cm cada 3 años al ritmo actual, y en los próximos 50 años, más o menos, las temperaturas podrían ser unos 2 °C más cálidas en el planeta, con importantes y graves consecuencias para la naturaleza y las personas.

En este mundo cambiante, las personas están cada vez más conectadas –a través de las comunicaciones, el transporte y el comercio, así como también a través de la cultura, la política y el medio ambiente. Esa "globalización" entraña enormes oportunidades para la cooperación, para nuevos modelos de gobernanza, para la rápida propagación de tecnologías, y para el surgimiento de nuevos mercados y enfoques económicos. Sin embargo, también conlleva riesgos –respecto a la propagación de especies invasoras y enfermedades, a la pérdida de diversidad cultural y conocimientos tradicionales, y a ignorar la degradación de los entornos locales al desplazar a fuentes lejanas los impactos del suministro, del comercio y los medioambientales.

Para hacer frente a la creciente demanda energética se requerirá cambios en el comportamiento, así como nuevas soluciones energéticas que reduzcan el impacto de la producción de energía y el consumo sobre el clima y la naturaleza. Tenemos que apartarnos de una economía dependiente de los combustibles fósiles; la naturaleza puede ofrecer algunas soluciones, y –sin embargo– todas las opciones energéticas disponibles en la actualidad –incluso la llamada "energía verde"– tienen consecuencias para la biodiversidad y para las personas. El debate y la incertidumbre actual en torno a la utilización de biocarburantes es probable que sea típico de una gama de nuevas soluciones energéticas.

En medio de todos estos cambios, la biodiversidad se sigue perdiendo, pese al creciente reconocimiento de su contribución al bienestar humano. Aunque los valores derivados de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas –tanto monetarios como de otro tipo– son cada vez más reconocidos, rara vez son capturados. En consecuencia, gran parte del 'capital natural' del mundo se ha degradado o perdido. Las nuevas formas de pensamiento sobre la economía y los mercados que incorporan de mejor manera los valores de la naturaleza, jugarán un papel preponderante en un futuro sostenible.

El eje temático Un nuevo clima para el cambio del CMN tiene como objetivo influir en la ciencia, la política y la práctica del futuro. Pretende llegar a una mejor comprensión de los desafíos que enfrenta un mundo en el que el cambio climático, la demanda de energía, la globalización y la economía, se entrelazan con la pérdida de biodiversidad; y su objetivo es encontrar soluciones a estos retos que funcionen tanto para las personas como para la naturaleza.

Los principales retos abordados específicamente por los diferentes eventos durante el eje temático C4C incluyen la mitigación y adaptación al cambio climático, el abordaje de la demanda energética, el nexo entre la conservación y el desarrollo, y las funciones de las poblaciones locales y los pueblos indígenas en la conservación y la gestión de los ecosistemas.

Mitigación: La mitigación equitativa dependerá del logro de los objetivos de temperatura y emisiones –provocados por los cambios en el sector energético, el desarrollo del mercado de carbono, las tasas de deforestación, y el uso de tecnología e ingeniería marina.

Adaptación: La adaptación de las sociedades a los desafíos del crecimiento de la población, a la globalización y al cambio climático requerirá la coordinación de enfoques locales, regionales y globales para la gestión integrada de los ecosistemas y la reducción de la vulnerabilidad. Importantes consideraciones subyacentes incluyen técnicas de evaluación de los riesgos climáticos, financiación adecuada, implementación de planes nacionales de adaptación, vínculos entre las estrategias de mitigación y de adaptación, definición del papel del liderazgo indígena, y la forma de apoyar más eficazmente la gestión comunitaria.

Energía: Los talleres establecerán los vínculos entre las soluciones energéticas mundiales y las soluciones del cambio climático. El debate examinará de cerca los efectos de las diferentes estrategias en materia de energía, incluyendo el papel de los biocarburantes, diseños energéticos eficientes, y los posteriores impactos sobre la biodiversidad, la producción agrícola, y las personas.

Conservación y desarrollo: El nexo entre la conservación y el desarrollo en un mundo cambiante será ampliamente debatido. Una serie de talleres girarán alrededor de la agricultura urbana, la gestión de cuencas hidrográficas, la energía, el género, y la seguridad.

Pueblos indígenas: El papel de los pueblos indígenas en la conservación y la gestión de los ecosistemas es particularmente importante para las estrategias de adaptación y la eficacia de las técnicas de mitigación. Los talleres pondrán de relieve el papel de los pueblos indígenas para avanzar en ambos frentes.

En los eventos del eje temático C4C también se analizarán importantes herramientas y enfoques para abordar estos desafíos. Éstos incluyen la valoración de los servicios de los ecosistemas, el uso de las áreas protegidas, los sistemas de monitoreo y evaluación, mejor comunicación y educación, y alianzas de múltiples interesados directos.

Valores de la biodiversidad y de los servicios de los ecosistemas: El estado futuro de la diversidad biológica, tanto en las áreas protegidas como en los paisajes de producción, tendrá consecuencias dramáticas para las personas. Varios eventos se centrarán en los conceptos de la valoración de los ecosistemas y el valor de las áreas protegidas.

Areas protegidas: Los talleres debatirán sobre el impacto de los corredores naturales, la fragmentación de los ecosistemas, la integración de los parques y reservas, y la gestión de las áreas protegidas de cara al cambio global.

Evaluación: Uno de los principales obstáculos en la resolución de cuestiones ambientales internacionales es la falta de cuantificación de los impactos y resultados. Varios talleres debatirán sobre la situación, el papel, y la importancia de la contabilidad verde, las huellas ecológicas, los pronósticos ecológicos, la metodología de evaluación, las inversiones, y cuestiones relacionadas con el comercio internacional y el cambio climático.

Comunicación y educación: En los talleres sobre este tema se examinará la construcción de escenarios, campañas de publicidad, el aumento de la alfabetización ecológica, y la integración del clima a la educación.

Gobernanza: El papel de políticas ambientales coherentes a múltiples escalas será más crucial. Los talleres tratarán la legislación nacional sobre el cambio climático, el cambio climático y el CDB, enfoques descentralizados para la legislación, y el cambio climático y el comercio internacional.

Asociaciones y alianzas: Un enfoque para la solución de problemas relacionados con el cambio climático es el fortalecimiento de las redes locales y regionales. Los talleres demostrarán ejemplos de casos en el sudeste asiático, el Mediterráneo, América Latina, y entre los sectores público y privado.

Versión pdf

Programa