Foro Mundial del Agua: la naturaleza asume un papel central

10 March 2012 | News story

La “infraestructura” natural, como las cuencas hidrográficas, bosques, lagos y humedales, juega un papel clave en el abordaje de las necesidades globales de agua y debe ser parte integral de los programas de gestión de los recursos hídricos de todos los países, afirma la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) en el Foro Mundial del Agua en Marsella.

Con poblaciones crecientes, economías en crecimiento y un clima cambiante, el acceso universal al agua y al saneamiento es uno de los principales retos del siglo XXI. Políticos, gestores del agua, sector privado, ONG y comunidades se reunirán en Marsella para debatir y compartir soluciones al problema del agua. La UICN considera que la naturaleza y los servicios que presta son esenciales para estas soluciones.

"No hay ‘una solución única’ al problema del agua", dice Rocío Córdoba, Coordinadora de la Unidad de Agua de la UICN en Mesoamérica. "Muchos enfoques diferentes son necesarios, pero una gestión más democrática de nuestros ecosistemas naturales dentro de las cuencas hidrográficas, cual es el caso de los bosques, lagos y humedales, puede –y debe– desempeñar un papel clave en la construcción de un mundo más justo y sostenible".

La naturaleza nos brinda muchos servicios que son cruciales para la gestión sostenible del agua. Los suelos forestales, acuíferos, lagos y humedales proveen almacenamiento de agua. Los humedales filtran el agua, las llanuras aluviales y los humedales disminuyen las crestas de las inundaciones en las poblaciones río abajo, mientras que los manglares y los arrecifes de coral protegen las costas contra tormentas e inundaciones. Esta ‘infraestructura’ natural también nos hace más fuertes frente al cambio climático.

"Un medio ambiente sano es fundamental para el fortalecimiento de nuestra capacidad de resiliencia contra el cambio climático", dice Mark Smith, Director del Programa de Agua de la UICN. "Nos protege contra las inundaciones, las sequías, la erosión y otros desastres, y mantiene agua limpia fluyendo de nuestros grifos. Ningún plan estratégico de financiamiento puede estar completo sin inversiones en infraestructura natural, y ningún ministro encargado de tomar decisiones relacionadas con la infraestructura hídrica podrá estar adecuadamente preparado hasta tanto no se consideren las opciones en materia de infraestructura natural".

La ‘infraestructura’ natural es la columna vertebral de la economía verde y los beneficios de invertir en ella suelen exceder los costos. La municipalidad de Pekín, por ejemplo, invirtió USD1900 millones entre 2001 y 2005 en la protección de cuencas, Nueva York gastó USD1500 millones en la gestión de ecosistemas en vez de USD6000 millones en una planta de purificación de agua, y empresas privadas y ONG en Quito, Ecuador, están creando un fondo fiduciario para la gestión de cuencas hidrográficas, cuyo valor actual asciende a USD8 millones.

"La UICN enviará desde Marsella un enérgico mensaje a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, que tendrá lugar en Río en junio, y luego al Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN, a celebrarse en Jeju, República de Corea, en setiembre”, asegura Julia Marton-Lefèvre, Directora General de la UICN. "La gestión racional del agua es fundamental para la construcción de un futuro sostenible. Solo con un medio ambiente sano y sostenible podremos tener economías verdaderamente ‘verdes’”.

Para más información, o para concertar entrevistas, póngase en contacto con:

• Ewa Magiera, Relaciones con la Prensa, m +41 79 856 76 26, e ewa.magiera@iucn.org
• En Marsella: Brian Thomson, Relaciones con la Prensa, m +41 79 721 8326, e brian.thomson@iucn.org
Claire Warmenbol, Encargada de Comunicaciones del Programa del Agua de la UICN, m +41 79 404 1973, e claire.warmenbol@iucn.org