Salvar al jurel

02 March 2011 | Blogs

Como habitante de una comunidad pesquera ubicada en Mar del Plata, puerto pesquero principal del Atlántico americano, he vivido directamente las terribles consecuencias que la mala gestión pesquera tiene en la calidad de vida de muchísima gente que depende de esa actividad.

Es muy difícil cambiar prácticas que llevan al agotamiento de los recursos, porque también es muy difícil, para aquellos quienes viven de la pesca, pensar menos en el día a día y mirar más el largo plazo.

En este momento, participo como observador representante de CeDePesca, en la Segunda Conferencia Preparatoria para la formación de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero (OROP) del Pacífico Sur, que discute como tema crítico el preocupante estado de la población de jurel (Trachurus murphyi), una especie pelágica de enorme abundancia en los ecosistemas marinos regionales y de gran importancia en la cadena trófica.

Esta especie está siendo objeto de pesca por parte de dos estados ribereños; Chile, el principal actor, y Perú; así como por naciones que cuentan con flotas arrastreras de aguas distantes: Belice, China, Islas Faeroe, Corea del Sur, Rusia, la Unión Europea y Vanuatu.

Lamentablemente, la OROP no tiene al momento poderes para establecer medidas de conservación obligatorias para las partes. Por ello, CeDePesca, solicita a los países que pescan jurel cumplir con las medidas ya adoptadas por consenso sobre la recolección de datos, el monitoreo satelital de buques, las restricciones de esfuerzo. Además, que se adopten medidas de ordenamiento provisional de emergencia para comenzar su recuperación.

Sugerimos un recorte de los desembarques en, al menos, un 40 %. Chile ya ha dado un primer paso en forma unilateral, al efectuar un recorte del 38 % para 2011.

Reconocemos que existen avances, pero sabemos que aún falta mucho por hacer.

Por: Ernesto Godelman, CEDEPESCA, ernesto.godelman@cedepesca.net