Con 3780 millones de habitantes, Asia alberga a más de la mitad de la población mundial. Abarca el 14% de la superficie terrestre del planeta y tiene 11 de las 19 ciudades más grandes del mundo con más de 10 millones de personas.


Aquí encontrará algunas de las cuencas fluviales más importantes del mundo que fueron punto de convergencia de varias civilizaciones históricas –el Indo, Hwang-ho, Yangtzé, Ganges-Brahmaputra-Meghna, Mekong e Irrawaddy y Salween– y las montañas más altas del mundo: la cordillera del Himalaya, la Hindu Kush, el Karakórum y el Tien Shan.


Asia también es una tierra de excepcional biodiversidad. China, India, Indonesia, Malasia y las Filipinas son algunos de los países más megadiversos del mundo. Diez de los 34 lugares de situación crítica de la biodiversidad mundial —los reservorios de plantas y animales más ricos y más amenazados de la Tierra– se encuentran en Asia.


Pero la gente y la naturaleza de Asia encaran desafíos críticos. La pobreza es uno de ellos. Aunque se ha avanzado en la reducción de la pobreza en el noreste y el sudeste asiático, en varios países como India, Bangladesh y Nepal, el 40% de su población vive todavía con menos de USD1,25 al día.


El acceso al agua es otro problema. Debido a la alta densidad poblacional de Asia y la creciente demanda de agua, la sorprendente cantidad de 669 millones de personas carecen de acceso a suministros de agua.


Las comunidades costeras de Asia son especialmente vulnerables al cambio climático: los trágicos efectos del tsunami del Océano Índico en 2004 y el reciente tsunami en Japón hablan por sí solos. Empero, los bosques de manglares, que son cruciales en la regulación del clima y en la protección de las comunidades costeras de esos desastres naturales, están siendo destruidos a un ritmo alarmante. Alrededor del 60% de su pérdida a nivel mundial se produjo en Asia entre 1990 y 2000.


La UICN, junto con sus Miembros, Comisiones y asociados, está trabajando en el abordaje de estos desafíos mediante iniciativas innovadoras en la región.


Manglares para el futuro, por ejemplo, es una iniciativa que promueve la inversión en ecosistemas costeros para apoyar su desarrollo sostenible y asegurar la vida de las comunidades que dependen de ellos para su supervivencia.


A través de los Diálogos sobre el Agua del río Mekong, estamos trabajando con los países de la región del Mekong – Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam– para mejorar tanto la forma en que gestionan los recursos hídricos como la salud y la seguridad de las personas y la naturaleza. También nos abocamos a mejorar la situación socioeconómica y ambiental en toda la región.


Este mes, haremos una travesía para descubrir tanto la excepcional riqueza natural de Asia como sus desafíos y los esfuerzos de la UICN para hacerles frente. Descubra cómo trabajamos sobre el terreno, vea algunos fascinantesvideos sobre la región, lea acerca de nuestrosexpertos en acción, visite nuestra galería de fotos y compruebe sus conocimientos sobre Asia, contestando nuestro cuestionario y compartiéndolo con sus amigos.