Forestería Comunitaria: un camino a la conservación con equidad social

16 October 2013 | News story
0 ComentariosEscribir comentario

Tanto el Congreso Forestal Centroamericano (COFOCA) como el Pre Congreso Forestal Comunitario se realizaron a finales de setiembre en San Pedro Sula. En conjunto fueron una plataforma que permitió a los titulares y gestores comunitarios de bosque mostrar el beneficio social, económico y ambiental de gestionar los ecosistemas boscosos tomando en cuenta las necesidades y derechos de los pueblos indígenas y comunidades locales.El impacto positivo de la gestión comunitaria de los bosques para la conservación de los recursos naturales y desarrollo sostenible resulta efectivo para demostrar la necesidad de garantizar derechos sobre la gestión de los bosques a escala comunitaria.  

 Para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el fortalecimiento de los derechos de los pueblos indígenas y comunidades locales es necesario para garantizar el bienestar de los ecosistemas y asegurar el manejo sostenible de los bosques. De igual manera, el apoyo a la formación de grupos sociales organizados, o bien, el fortalecimiento de organizaciones ya existentes es un camino para impulsar políticas públicas y acciones que mejoren las condiciones ambientales y sociales de la región.

Un ejemplo de estos grupos organizados es la Federación de Productores Agroforestales de Honduras (FEPROAH), entidad que agrupa a 42 empresas agroforestales comunitarias y que recientemente tuvo una destacada participación como miembro de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques durante el Pre Congreso Forestal Comunitario y el VIII Congreso Forestal Centroamericano (COFOCA).

Tanto el Pre Congreso y el COFOCA convocaron aproximadamente a 400 personas de diversos países. Entre ellas que se contaba representantes gubernamentales, líderes indígenas, organizaciones no gubernamentales, organizaciones sociales, propietarios privados de bosques y representantes de la cooperación internacional quienes en conjunto, discutieron y compartieron sus experiencias a fin de fortalecer el sector forestal de la región.

Uno de los resultados más importantes alcanzados durante la realización de este Pre Congreso y Congreso fue haber posicionado mejor a los gestores comunitarios de bosque dentro del mapa de actores relevantes del concierto forestal centroamericano.

Para Grethel Aguilar, Directora Regional para Mesoamérica y el Caribe de la UICN, “el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y comunidades locales, así como la valoración de su papel en la conservación y uso sostenible de los bosques, es un elemento indispensable para alcanzar una región justa y equitativa que valore y conserve la naturaleza”.
 

Apoyo del Reino Unido

Con el apoyo del Departamento de Desarrollo Internacional del Gobierno del Reino Unido, la UICN facilitó la participación de técnicos y representantes de organizaciones de pueblos indígenas y comunidades locales gestoras de bosque en Mesoamérica. De esta manera se promovió el desarrollo de una agenda forestal que apoyara el fortalecimiento de los derechos de organizaciones rurales e indígenas.

El aprovechamiento sostenible del bosque ha implicado un intenso trabajo que trasciende la temática extractiva, esfuerzos relacionados al respeto a los derechos sobre los territorios donde están los bosques, así como el fortalecimiento de las instituciones gubernamentales forestales que atienden las necesidades de los gestores comunitarios del bosque.

Para el presidente del Pueblo Indígena Miskito (MASTA), Norvin Goff Salinas el apoyo de UICN en cuanto a incidencia política ha tenido un papel clave: “Desde el 2010, hasta ahora, se ha establecido una relación fuerte con la UICN en el tema de la gobernanza territorial, impulsándose la formulación de un “Protocolo Biocultural del Pueblos Indígena Miskitu”, que ha logrado fortalecer el posicionamiento de MASTA para garantizar su participación en la discusión sobre proyectos y políticas gubernamentales y ha definido una ruta de trabajo para instituciones y organizaciones que quieren trabajar dentro del territorio indígena”, explicó Salinas.

Una relación ganar-ganar

El impacto positivo de la gestión comunitaria de los bosques para la conservación de los recursos naturales y desarrollo sostenible resulta efectivo para demostrar la necesidad de garantizar derechos sobre la gestión de los bosques a escala comunitaria.

Para alcanzar una adaptación al cambio climático perdurable es necesario incidir sobre políticas sectoriales específicas y demostrar su efectividad sobre el terreno. En este sentido, el manejo forestal comunitario es un ejemplo de cómo el fortalecimiento de los derechos de los grupos vulnerables, incluyendo los pueblos indígenas y grupos campesinos puede contribuir al mejoramiento de las condiciones de porciones importantes de ecosistemas boscosos.

Para Centroamérica, la conservación de los bosques representa una enorme oportunidad económica y social. La mitigación de gases es parte de las metas que persigue el Programa para la Reducción de Emisiones de la Deforestación y la Degradación de bosques en los países en desarrollo (REDD+, por sus siglas en inglés), el cual, fue creado en el 2008 para apoyar a los países en desarrollo a mejorar su capacidad de reducir emisiones mediante la conservación de sus bosques a cambio de aportes económicos provenientes de los países desarrollados.

Mediante el apoyo al mejoramiento de las condiciones sociales, institucionales, legales y el impulso de las salvaguardas ambientales y sociales relacionadas con los bosques, la UICN ha apoyado a gobiernos de la región a crear capacidades, y fomentar que los gestores de los bosques puedan participar en las discusiones de construcción de las estrategias REDD+ en los diversos países.

Como explica Osvaldo Munguía, director de la organización MOPAWI, “el trabajo desarrollado en conjunto con la UICN es un logro relevante para los territorios indígenas de la región. La UICN ha logrado contribuir al fortalecimiento de organizaciones indígenas en el manejo de instrumentos internacionales sobre derechos de los territorios, el entendimiento de REDD+ y más recientemente mediante la vinculación entre la restauración de ecosistemas naturales, la seguridad alimentaria y la adaptación al Cambio Climático”.

El camino de la legalidad y el beneficio en la conservación

Uno de los puntos discutidos durante las actividades del Congreso fue la necesidad de consolidar los derechos de los grupos campesinos y pueblos indígenas como vías para avanzar en acciones no solo compatibles con REDD+, sino también con la iniciativa FLEGT, mejor conocida como el Programa para la Aplicación de Leyes, Gobernanza y Comercio Forestal (FLEGT, por sus siglas en inglés)” cuyo propósito es promover la aplicación de leyes, gobernanza y comercio Forestales.

El Plan de Acción FLEGT de la UE combina medidas para facilitar el comercio de madera legal y eliminar el comercio de madera ilegal con la UE. Se considera que al exigir legalidad en las importaciones a la UE se crean incentivos para mejorar la gobernanza forestal en los países productores. Al mejorar la gobernanza forestal se combate la pobreza, incrementa el desarrollo humano y disminuye la deforestación al tiempo que se mitiga el cambio climático.

La UICN, por ejemplo, en forma conjunta con otros actores sociales y de la cooperación internacional, ha contribuido técnicamente con el Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF) en el proceso de conocimiento del programa FLEGT y ha apoyado a la región en las discusiones para la actualización del Programa Estratégico Regional para el Manejo de los Ecosistemas Forestales de Centroamérica (PERFOR).

Para el Consejo Indígena de Centroamérica (CICA) el proceso de actualización del PERFOR y otras políticas del sector forestal deben garantizar la participación y el respeto de los derechos de los pueblos indígenas.

Centroamérica tiene la oportunidad de hacer una protección efectiva de sus bosques para beneficio de sus habitantes que viven y dependen de ellos al apoyar el reconocimiento de derechos, la igualdad, la equidad social y económica, la legalidad y la buena gobernanza en el sector forestal.

 


Comentarios

0 Comentarios
Escribir comentario

600 CHARACTERS LEFT

captcha