Para desarrollar su trabajo, la Oficina Regional para Mesoamérica y el Caribe se compone de tres áreas que satisfacen las necesidades técnicas y operativas de la organización.