Su enfoque se centra en producir resultados en el campo y utilizar este trabajo para apoyar el desarrollo de herramientas y políticas. Se relaciona de manera directa con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Misión: influir, alentar y ayudar a las sociedades de todo el mundo para conservar la integridad y diversidad de la naturaleza y asegurar que cualquier uso de los recursos hídricos se haga de manera equitativa y ecológicamente sostenible.

Meta: impulsar un enfoque ecosistémico en la gestión de los recursos hídricos, disponer de cuencas saludables que provean servicios ecosistémicos a comunidades y sociedades.

Para lograrlo, la UICN promueve la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, utilizando el enfoque ecosistémico y bajo las premisas de innovación, participación y aprendizaje.